Información Gral

Encontrar a los tripulantes del avión podrá demandar varios días

Lo aseguraron los responsables del operativo que comenzó ayer en la zona del Paraná Guazú donde se estrelló la aeronave vista el sábado

Lunes 21 de Agosto de 2017

Comenzó ayer el operativo para rescatar los restos del avión Mitsubishi matrícula LV-MCV que desapareció con tres tripulantes a bordo hace 27 días y hallados en la tarde del sábado. Las tareas se iniciaron a las siete con la presencia de la jueza Sandra Arroyo Salgado, quien se trasladó hasta el lugar en helicóptero, mientras fuentes de la investigación apuntaron que el hallazgo de los tripulantes "puede demandar varios días".

Del operativo participaron un guardacosta de la Prefectura Naval, cuyos tripulantes se ocuparon en primera instancia del balizamiento de la zona para permitir el trabajo de la Junta de Investigaciones de Accidentes Aéreos (Jiaa) y de la posterior remoción de los restos.

La aeronave, en la que viajaban Matías Aristi, hijo del dueño de la empresa Aibal S.A. y propietario del avión, y los pilotos Matías Ronzano y Emanuel Vega, quien viajaba como acompañante, fue encontrada en una zona pantanosa al borde del río Paraná Guazú, a pocos metros de su unión con el brazo Barca Grande, en pleno delta del Paraná.

El lugar está situado en el kilómetro 145,5, y el personal que iba en el avión de la Anac (Administración Nacional de Aviación Civil) que lo descubrió a las 17,40 del sábado divisó la cola de la aeronave sobresaliendo del agua, lo que fue posible debido a que el nivel del río había bajado y las lluvias "lavaron" el lugar, explicó el titular de ese organismo, Juan Irigoín.

Irigoin aseguró que "se cumplió con los protocolos" en la búsqueda de la aeronave hallada a unos 40 kilómetros de la localidad bonaerense de Zárate.

"Se cumplieron todos los protocolos de búsqueda, buscamos en el lugar donde teníamos la última información del radar", explicó en conferencia de prensa en el aeropuerto de San Fernando y dijo que se trata de "un lugar que había sido sobrevolado mucho durante los últimos días".

"La bajante del río y las condiciones climáticas de ayer (por el sábado) permitieron que los restos que estaban sumergidos en el agua ahora estén a la vista", aclaró Irigoin e informó que la Junta de Investigaciones de Accidentes de Aviación Civil (Jiaac) está indagando sobre las posibles causas que provocaron la caída de la aeronave.

"Es muy difícil, está en una zona que se inunda mucho y es muy dificultoso acceder, creemos que el punto más bajo del río puede ser hoy a las 15", agregó.

"Es una zona muy complicada y hay poca información", afirmó por su parte Pamela Suárez, presidenta de la Jiaac, quien informó que hay un equipo técnico trabajando en el lugar para retirar los restos de la aeronave, proceso que está siendo vigilado por los abogados de las familias de los tres tripulantes, el fiscal y la jueza.

Características

El avión Mitsubishi es un tipo de aeronave "dúctil, fuerte y veloz, pero muy difícil de controlar cuando entra en pérdida", afirmó un experto piloto aeronáutico.

El piloto, quien voló tiempo atrás ese tipo de aeronave y participó de los operativos de búsqueda, ya había confirmado a Télam que la aeronave "era bastante difícil de pilotear debido a sus diversas características".

Entre ellas se refirió a "su alta performance", al hecho de "no contar por sus alas altas con flaps sino con 'spoilers' (otro mecanismo de control general que se utiliza tanto para aterrizaje como despegue y durante el vuelo)" y a su condición de avión "duro aunque técnicamente confiable".

La fuente explicó que si bien uno de los pilotos, Matías Ronzano, volaba habitualmente ese avión y "le había tomado la mano, también es cierto que había entrado en contacto con el aparato hacía poco más de cuatro meses".

"El avión es muy bueno, confiable en vuelo, veloz y firme, pero si se presenta algún problema hay que tener mucha práctica y experiencia para dominarlo", afirmó el especialista.

"La bajante del río y las condiciones climáticas del sábado permitieron que los restos sumergidos queden a la vista".

Evento rápido y catástrófico

El ingeniero aeronáutico Ricardo Runza aseguró que "un evento catastrófico y muy rápido" tiene que haber ocurrido en el interior del avión, para que "impidiera a los pilotos reaccionar y comunicar a la torre de control su situación de emergencia". "Indudablemente allí hubo una falla total de los dos motores: por haber caído en la forma en que cayó, sufrió un evento catastrófico y muy rápido", declaró al canal TN.╠
No obstante, Runza advirtió que "seguramente debe haber habido una combinación de fallas técnicas y humanas" que "después se agravaron en el sistema de navegación aérea y en la búsqueda y rescate en particular". "Por el cráter que la aeronave dejó al caer, debe haber caído de panza", dijo.


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario