Información Gral

En Tailandia el Papa pidió luchar contra la prostitución

Exhortó a multiplicar los esfuerzos para combatir la "humillación'' de mujeres y niños obligados a prostituirse.

Viernes 22 de Noviembre de 2019

El Papa Francisco exhortó a multiplicar los esfuerzos para combatir la "humillación'' de mujeres y niños obligados a prostituirse, en el inicio de una visita a Tailandia, donde el tráfico de seres humanos y la pobreza alimentan la industria del turismo sexual.

Durante una misa al aire libre en el estadio nacional de Bangkok, Francisco denunció los problemas que afectan a los más pobres de la región. Pidió a los tailandeses que no den la espalda a las mujeres y niñas utilizadas para el sexo o a los inmigrantes esclavizados para la pesca o la mendicidad. "Todos ellos son parte de nuestra familia'', dijo a las 60.000 personas que atestaron el estadio al atardecer. "Son nuestras madres, nuestros hermanos y hermanas''.

Embed

Naciones Unidas considera a Tailandia como un destino del tráfico de personas, además de una fuente de mano de obra forzada y esclavos sexuales. La agencia de la ONU sobre droga y delincuencia indicó en un reporte que el tráfico para la explotación sexual suponía el 79 por ciento de todos los casos en Tailandia entre 2014 y 2017. De las 1.248 víctimas detectadas, el 70 por ciento eran menores. Fue la segunda vez en el día que Francisco se refirió a la suerte de las mujeres y menores sometidos al comercio sexual. Previamente elogió al gobierno por combatir el tráfico sexual, en su primer discurso en las oficinas del primer ministro Prayuth Chan-ocha. Pero pidió un mayor compromiso internacional para proteger a las mujeres y niños "que son violados y sometidos a la explotación, esclavitud, violencia y abuso en todas sus formas''. Pidió esfuerzos para "desarraigar este mal y proveer de medios para restaurar su dignidad''.

Embed

El Departamento de Estado de Estados Unidos acusa a Tailandia de no perseguir con suficiente energía a los traficantes que llevan a jóvenes tailandesas al mundo de la pornografía, ni a formas de explotación, como la esclavitud por deudas, que sufren trabajadores inmigrantes en la industria pesquera. El gobierno tailandés dice que ha hecho progresos significativos. Pero lo cierto es que Tailandia es conocida hace décadas como un destino de los pederastas que viajan en busca de menores obligados a prostituirse. Prayuth no hizo ninguna referencia al problema, aunque insistió en los avances de Tailandia en la defensa de los derechos humanos. "Hemos buscado reforzar la institución de la familia y garantizar igualdad de oportunidades para todos los grupos de la sociedad, especialmente mujeres y niños'', le dijo a Francisco tras una breve reunión privada.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario