Información Gral

En China, los donantes de esperma deben ser del Partido Comunista

El insólito requisito es uno de muchos que exige un hospital de élite de Pekín. "Tienen que amar a la patria socialista y apoyar al partido".

Domingo 08 de Abril de 2018

En Pekín, uno de los mayores bancos de esperma de la capital ha llevado el culto al todopoderoso Partido Comunista chino (PCCh) hasta el paroxismo al establecer como requisito previo para sus posibles donantes el "amor por la patria socialista" y la "lealtad al Partido" comunista, una muestra más de cómo esta formación ejerce cada día una mayor influencia sobre todos los aspectos de la vida del gigante asiático.

   El singular requisito formaba parte de una campaña en redes sociales puesta en marcha el pasado miércoles para recabar donantes por parte del Tercer Hospital de la Universidad de Pekín, un hospital público que, según la agencia France Press, está afiliado a una universidad de élite considerada como la Harvard de China. Además de gozar de buena salud, tener entre 20 y 45 años y estar libre de enfermedades genéticas o infecciosas, los hombres que deseen donar semen "tienen que amar a la patria socialista, apoyar el liderazgo del Partido Comunista, ser leales a la causa del partido y ser ciudadanos decentes, respetuosos con la ley y estar libres de problemas políticos", según se leía en la cuenta oficial del centro en la popular aplicación de mensajería Wechat. Eso sí, los facultativos no aclaraban cómo piensan comprobar que se cumplen dichos requerimientos.

   Dado el revuelo que causó su publicación, el texto fue eliminado de las redes sociales el viernes por la noche y reemplazado por otro que no busca asegurar la fidelidad del bebé al régimen antes de llegar a la cuna. Todo aquel varón que cumpla con los requisitos —incluidos no sufrir alopecia, daltonismo o sobrepeso—, se someterá a dos rondas de exámenes médicos en los que se valorará la calidad de su semen y su estado de salud general. Un vez superadas las pruebas, el donante recibirá 200 yuanes (unos 25 euros), un pago que aumentará hasta los 5.500 yuanes (710 euros) cuando complete todo el proceso con éxito, que incluye 10 donaciones en un periodo de seis meses.

   Según datos de la Comisión de Salud Nacional, el gigante asiático cuenta tan solo con 23 bancos de esperma en su territorio, ninguno de los cuales incluye requisitos ideológicos para sus posibles donantes. Mientras que muchos de esos centros aseguran andar cortos de oferentes, la demanda de esperma se ha incrementado después de que el PCCh eliminara su política del hijo único en 2015 y permita a las parejas procrear a dos vástagos.

   La polémica campaña despertó la ironía. "El amor por el Partido empieza con el esperma", escribió uno en Wechat. "Quizás no hayan aprendido biología. Los rasgos adquiridos no pueden transmitirse", señaló otro en Weibo, el Twitter chino. El Partido Comunista, al que pertenece un 6,5% de una población de casi 1.400 millones de personas, está acostumbrado a interferir en la vida sexual y reproductiva de sus ciudadanos.    

   Después de más de tres décadas de política de hijo único, sus efectos negativos en especial el envejecimiento de la población, han llevado a la formación política comunista a tomar la dirección opuesta, promoviendo entre sus ciudadanos el que tengan más hijos, animando a las mujeres a que se casen jóvenes e incluso organizando eventos de citas a ciegas de los que puedan surgir nuevas parejas.


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario