Información Gral

Elaboran una nueva teoría para explicar el brillo de los agujeros negros

Investigadores de la Universidad de Columbia creen que están involucrados electrones que se mueven a la velocidad de la luz.

Viernes 29 de Noviembre de 2019

Investigadores de la Universidad de Columbia presentaron una nueva explicación para la física subyacente a la aceleración de partículas emitidas desde agujeros negros y estrellas de neutrones.

Durante décadas, los científicos especularon sobre el origen de la radiación electromagnética emitida por las regiones celestes que albergan los agujeros negros y las estrellas de neutrones, los objetos más misteriosos del universo.

Los astrofísicos creen que esta radiación de alta energía, que hace que las estrellas de neutrones y los agujeros negros brillen, es generada por electrones que se mueven a casi la velocidad de la luz, pero el proceso que acelera estas partículas sigue siendo un misterio.

En un estudio publicado en la edición de diciembre de The Astrophysical Journal, los astrofísicos Luca Comisso y Lorenzo Sironi emplearon simulaciones masivas de supercomputadora para calcular los mecanismos que aceleran estas partículas. Llegaron a la conclusión de que su activación es el resultado de la interacción entre el movimiento caótico y la reconexión de campos magnéticos súper fuertes. "La turbulencia y la reconexión magnética, un proceso en el que las líneas del campo magnético se rasgan y se reconectan rápidamente, conspiran juntas para acelerar las partículas, elevándolas a velocidades que se aproximan a la velocidad de la luz", dijo Luca Comisso, científico de investigación postdoctoral en Columbia y primer autor en el estudio.

"La región que alberga los agujeros negros y las estrellas de neutrones está impregnada por un gas extremadamente caliente de partículas cargadas, y las líneas de campo magnético arrastradas por los movimientos caóticos del gas, impulsan una reconexión magnética vigorosa", agregó. "Es gracias al campo eléctrico inducido por la reconexión y la turbulencia que las partículas se aceleran a las energías más extremas, mucho más altas que en los aceleradores más potentes de la Tierra, como el Gran Colisionador de Hadrones en el CERN". Para abordar este desafío desde un punto de vista astrofísico, Comisso y Sironi diseñaron extensas simulaciones de supercomputadora, entre las más grandes del mundo jamás realizadas en esta área de investigación, para resolver las ecuaciones que describen la turbulencia en un gas de partículas cargadas.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario