Información Gral

El príncipe Carlos pidió cortar ya los fondos a su hijo por irse de la realeza

El heredero del trono no admitió contemplaciones con Harry. La reina Isabel llamó a una reunión de urgencia a la familia para una salida a la crisis.

Domingo 12 de Enero de 2020

La decisión del príncipe Harry y Meghan Markle de abandonar la realeza e "independizarse económicamente" sacudió esta semana al sistema monárquico inglés y a todos los británicos. El culebrón abrió un nuevo capítulo ayer al trascender que el príncipe Carlos, papá de Harry, propuso en el seno de la dinastía cerrar ya el porcentaje de los fondos ("subvención soberana") que recibe el joven matrimonio como parte de la realeza.

Al mismo tiempo, la reina Isabel llamó a una reunión de urgencia al propio Carlos (su hijo futuro heredero al trono) y a sus nietos, los príncipes William (mayor) y Harry. Será en su residencia de Sandringham, y Meghan Markle podría participar vía teleconferencia desde Canada hacia donde viajó el viernes. En este encuentro, calificado por los medios ingleses como histórico, buscarán encontrar una salida a la crisis en la monarquía desatada por la decisión de los duques de Sussex de mudarse a Canadá.

Con relación a la resolución económica pedida por Carlos, la Familia Real Británica encabezada por la reina Isabel dispone en el plato de 81 millones de libras esterlinas anuales (unos 105 millones de dólares), garantizados por los contribuyentes del Reino Unido, de los cuales Harry y Meghan dicen que la cuota que reciben representa el 5 por ciento de todos sus ingresos.

El restante 95 por ciento proviene del fondo del Ducado de Cornualles, dotado por más de 20 millones de libras y administrados precisamente por Carlos, de los cuales su segundo hijo y nuera reciben tarifas anuales equivalentes a dos millones de libras (u$s 2,6 millones).

Precisamente ese dinero es el que el padre pretende hacerles volar.

Meghan, por su parte, en sintonía con la decisión con su cónyuge de tomar distancia de la Familia Real y dividir sus vidas entre el Reino Unido, los Estados Unidos y Canadá, partió a Toronto en las últimas horas mientras Harry permaneció en Londres para enfrentar las negociaciones en la corte.

Pero también se supo otra novedad: según un diario británico, el matrimonio ya buscó consejos y asesoramiento para enfrentar su nueva vida en Barack y Michelle Obama, la expareja presidencial de Estados Unidos.

De acuerdo al Daily Mirror, Harry y Meghan le consultaron a los Obama sobre la tarea de promoción de proyectos de caridad, ya que consideran que el exmandatario de Estados Unidos y su mujer lograron hacerlo de manera exitosa luego de abandonar la política.

"Ellos (los Obama) han encontrado un gran éxito comercial sin parecer que se están ensuciando las manos, por decirlo sin vueltas, y conservando su popularidad", dijo una fuente consultada por el diario británico. "De hecho, podría decirse que su estrella se ha disparado desde que abandonaron la Casa Blanca, particularmente la de Michelle, y esto es algo que Meghan admira mucho, mucho".

Michelle Obama lanzó en 2018 su autobiografía, Mi historia,y en su primera semana vendió 1,4 millones de copias. También brinda charlas alrededor del mundo promocionando su libro.

Asimismo, los Obama crearon una firma para producir series y documentales, en asociación con Netflix, algo en lo que los duques de Sussex también estarían interesados. Su intención es, según el Daily Mirror, crear una serie donde se sumen participantes a distintos proyectos de asistencia humanitaria y potenciarlos con la ayuda de la pareja norteamericana.

Tanto Harry como Meghan mostraron ya buena sintonía en el pasado con los Obama, cuando todavía éstos residían en la Casa Blanca.

La reina Isabel, de 93 años, estaría buscando una solución común "viable" a lograr en "unos días", más calmada que en las primeras jornadas. Pero Carlos se conoció más furioso que la soberana.

Paradoja, el príncipe de Gales fue citado en varias ocasiones por haber tratado de satisfacer las ansiedades e impaciencia de Harry y Meghan.

Si bien el dinero que pretende suspender no es un cifra menor, se les respetaría a los jóvenes duques de Sussex la propiedad de Frogmore Cottage, una residencia inglesa que la soberana Isabel les otorgó y que reajustó a expensas de los súbditos por un total adicional de 2,4 millones de libras esterlinas.

Trump

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, opinó que todo el entuerto "no debería estar pasándole" a la reina Isabel, con la que tiene un buen vínculo. "Creo que es triste. Ella es una gran mujer", dijo.El mandatario subrayó que Isabel "nunca ha cometido un error" durante su tiempo al frente de la Casa Real y que ha tenido un reinado "perfecto".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario