Información Gral

El Papa presidió el Vía Crucis en el Coliseo romano

La ceremonia encabezada por Francisco estuvo fuertemente custodiada por temor a atentados terroristas.

Sábado 31 de Marzo de 2018

El Papa Francisco encabezó anoche el Vía Crucis en el Coliseo de Roma, en medio de una fuerte presencia policial por temor a atentados terroristas durante las celebraciones por la Semana Santa.

   El Papa llegó al antiguo anfiteatro romano para presidir la escenificación de las 14 estaciones de las que, según los católicos, consistió el camino a la cruz de Jesucristo.

   En una bendición al final de la ceremonia, que duró menos de 90 minutos, Francisco pidió a los católicos mirar a Jesús con una mirada "llena de culpa, arrepentimiento y esperanza".

   "Que tu santa Iglesia, hecha de pecadores, continúe... pese a todos los esfuerzos para desacreditarla, siendo una luz que brilla, alienta, alivia y da testimonio de tu amor iluminado", expresó.

   El Sumo Pontífice, de 81 años, no participó en la procesión, pero siguió los hechos desde un podio, ubicado delante de una cruz gigante iluminada con velas.

   Antes de que el Papa se dirigiera a la multitud, varios fieles se turnaron para trasladar una sencilla cruz negra dentro y fuera del Coliseo, entre ellos una familia oriunda de Siria, monjas de Irak que huyeron de la violencia de la milicia terrorista Estado Islámico, y jóvenes.

   La Policía italiana desplegó unos 10.000 efectivos para garantizar la seguridad en una de las ceremonias más solemnes del calendario católico luego de que trascendiera que grupos islamistas planeaban atentar en la capital italiana.

   La policía elevó las medidas de seguridad luego de varios arrestos de sospechosos de terrorismo.

   Previo al Vía Crucis, en la misa oficiada en la Catedral de San Pedro en el Vaticano, el Papa recordó el padecimiento y la muerte de Jesucristo.

   En la misa en la Catedral de San Pedro, el predicador de la casa pontificia, Raniero Cantalamessa, llamó a los jóvenes a mezclarse entre los que sufren. Así podrán liberarse del principio que gobierna el mundo, el del "puro egoísmo", dijo Cantalamessa, quien tradicionalmente pronuncia el sermón del Viernes Santo.

   En octubre, en el Vaticano tendrá lugar un sínodo de obispos sobre la juventud. Por eso los textos de las meditaciones de las estaciones del Vía Crucis fueron redactados este año por primera vez por jóvenes, quienes estuvieron entre los portadores de la cruz, al igual que una familia oriunda de Siria y unas monjas de Irak.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario