Información Gral

El Papa pidió perdón a los argentinos "ofendidos" por sus gestos

Lo hizo en respuesta a una carta que le enviaron dirigentes de todo el arco político. "La unidad es superior al conflicto", señaló Francisco

Domingo 18 de Marzo de 2018

El papa Francisco expresó su amor "grande e intenso" por la Argentina y a la vez pidió "perdón" a "los que puedan sentirse ofendidos" por algunos de sus gestos, en una carta dirigida a los argentinos, enviada al presidente del Episcopado, Oscar Ojea. Las disculpas papales llegan en un momento de alta tensión entre el pontífice y el gobierno nacional de Mauricio Macri, que ha habilitado el debate parlamentario de la despenalización del aborto.

El texto, que se conoció de manera sorpresiva por la mañana, llegó en respuesta a una carta por el quinto aniversario de su pontificado, que se cumplió el 13 de marzo y que fue firmada por figuras tanto del oficialismo como de la oposición. Esta misiva enviada al Papa fue difundida ayer por la Conferencia Episcopal Argentina. La firman figuras tan diferentes como la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal y el ex juez de la Corte Eugenio Zaffaroni.

Desde que asumió al frente de la Iglesia católica en marzo de 2013, Jorge Bergoglio no volvió a la Argentina, pese a que realizó varias visitas a Sudamérica, la última de ellas a Chile y Perú, lo que obligó a su avión a pasar a todo lo ancho del territorio argentino.

"Me conmueve descubrir que, además del respetuoso saludo de las autoridades, en esta carta se hayan unido personas de diferentes procedencias religiosas, políticas e ideológicas. Así se confirma que no es imposible encontrar razones para encontrarse y que 'la unidad es superior al conflicto'", escribió el Papa. "Quisiera decirles que mi amor por la Patria sigue siendo grande e intenso. Rezo todos los días por ese, mi pueblo que tanto quiero. Y a los que puedan sentirse ofendidos por alguno de mis gestos, les pido perdón", sostuvo Francisco.

"Puedo asegurarles que mi intención es hacer el bien y que a esta edad mis intereses ya tienen poco que ver con mi persona. Pero, aunque Dios me confió una tarea tan importante y El me ayuda, no me liberó de la fragilidad humana. Por eso puedo equivocarme como todos", afirmó.

Francisco se refirió a la carta de salutaciones que firmaron esta semana opositores y oficialistas, como la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal, el ex juez Eugenio Zaffaroni, la vicepresidenta Gabriela Michetti, el senador oficialista Esteban Bullrich, los peronistas opositores Sergio Massa, Felipe Solá, Wado de Pedro, los gremialistas Hugo Yasky, Roberto Baradel y Pablo Moyano, entre muchos otros dirigentes. "Los argentinos y las argentinas te queremos mucho. Valoramos enormemente tu tenaz trabajo por la paz y la justicia en todo el mundo, a pesar de las resistencias que genera entre quienes pueden ver afectados intereses que no son legítimos", decía el texto.

También el presidente Mauricio Macri le envío una carta esta semana por el aniversario de su elección como Papa, en la que destacó "el legado que está dejando a toda la humanidad" y calificó al ex arzobispo de Buenos Aires como "un líder moral inmensamente querido y admirado".

La carta de Bergoglio a los argentinos llega en plena tensión entre el gobierno nacional y la Iglesia argentina por la habilitación del debate parlamentario sobre la despenalización del aborto, y la difusión de los sueldos que cobran los obispos y que aporta el Estado.

Desde el gobierno, el canciller Jorge Faurie y el ministro de Justicia y Derechos Humanos, Germán Garavano, celebraron el contenido de la carta. "Siempre es muy importante lo que su Santidad dice. No olvidemos no sólo su rol como representante de la fe, sino como jefe de Estado en el Vaticano, como un argentino que es mu próximo a todos nosotros. Compartimos las reflexiones, es un pensamiento que todos valoramos", dijo Faurie a radio Mitre. Para Garavano, la misiva contiene "un mensaje de unidad" y consideró "un error que lo pongamos (al Papa) a nivel de de las internas".

El Papa sostuvo que "si alguna vez se alegran por cosas que yo pueda hacer bien, quiero pedirles que las sientan como propias" y agregó: "Ustedes son mi pueblo, el pueblo que me ha formado, me ha preparado, y me ha ofrecido al servicio de las personas. Aunque ahora no tenemos el gozo de estar juntos en nuestra Argentina, recuerden que el Señor ha llamado a uno de ustedes para llevar un mensaje de fe, de misericordia y de fraternidad a muchos rincones de la Tierra", sostuvo Francisco, quien no da ninguna especificación sobre un eventual viaje a su país, al que no visita desde aquel día de marzo de 2013 en que salió al balcón de San Pedro ungido Pontífice.

Finalmente, pidió por todos los argentinos, "para que sean canales del bien y la belleza, para que puedan hacer su aporte en la defensa de la vida y de la justicia, para que siembren paz y fraternidad, para que mejoren el mundo con su trabajo, para que cuiden a los más débiles y compartan a manos llenas todo lo que Dios les ha regalado".

La referencia a la "defensa de la vida"es una clara alusión al debate sobre la legalización del aborto que comenzará la semana próxima en el Congreso, luego de que el presidente Macri habilitara al discusión del tema. "Como siempre, a los que tienen fe les pido que recen por mí, y a los que no tienen fe, les ruego que me deseen cosas buenas", concluye la misiva fechada ayer en la ciudad del Vaticano, firmada de puño y letra por Francisco, enviada "con cariño de hermano y de padre".

Un congoleño, el nuevo nuncio en Argentina

El Papa Francisco designó al obispo congoleño León Kalenga Badikebele como nuevo nuncio apostólico en la Argentina, según se informó oficialmente en forma simultánea en el Vaticano y Buenos Aires.

   El nuevo embajador del Papa en Argentina es arzobispo titular de la diócesis de Magneto y se desempeña actualmente como nuncio apostólico en El Salvador y Belice. Reemplazará a monseñor Emil Paul Tscherrig, quien fue trasladado el año pasado por el Papa Francisco como nuncio en Italia. Badikebele es el primer nuncio para la Argentina que designa Jorge Bergoglio, ya que Tscherrig había sido nombrado a comienzos de 2012 por Benedicto XVI.

   Nacido el 17 de julio de 1956 en Kamina, República Democrática del Congo, Kalenga fue ordenado sacerdote el 5 de septiembre de 1982. El 1 de marzo de 2008 fue nombrado nuncio apostólico en Ghana y arzobispo titular de Magneto; su ordenación episcopal fue el 1 de mayo de 2008 y posee un doctorado en Derecho Canónico.

   Entró en el servicio diplomático en 1990 y desde entonces estuvo en las representaciones de la Santa Sede en Haití, Guatemala, Zambia, Brasil, Egipto, Zimbabwe y Japón. Habla español, francés, italiano, inglés y portugués.

   En septiembre del año pasado se conoció el alejamiento de Tscherrig, un diplomático de de 70 año. Tras casi seis años en la sede porteña, el nuncio saliente envió una carta de agradecimiento a los obispos argentinos. Dijo que se iba "con una mochila de recuerdos" de Argentina.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario