Información Gral

El Papa aprueba grupos de expertos contra pederastas

El Sumo Pontífice encara una "revolución copernicana" para enfrentar los abusos de niños, niñas y adolescentes en la Iglesia

Lunes 25 de Febrero de 2019

En medio de promesas del Vaticano de encarar una "revolución copernicana" para enfrentar los abusos, el Papa Francisco aprobó la creación de un "grupo de expertos" para ayudar a conferencias episcopales en dificultades para encarar estos temas, entre otras medidas para combatir la pederastía.

El pontífice pidió hoy adoptar "todas las medidas necesarias" para "erradicar la brutalidad" de la pederastía por parte de sacerdotes al cerrar la cumbre de cuatro días con la que la Iglesia busca marcar un "punto de no retorno" en la lucha a los ataques sexuales a menores de parte de miembros del clero.

En esa línea, el moderador del encuentro Federico Lombardi anunció ayer que están "en camino" tanto un vademécum para ayudar a los obispos en la lucha contra la pederastia como un nuevo decreto papal (Motu Propio) sobre la protección a los niños y personas vulnerables para reforzar la prevención y la lucha en la Curia romana y en la Ciudad del Vaticano.

La tercera propuesta que será concretada tras la aprobación del Papa Francisco será la creación de "un grupo de expertos para ayudar a conferencias episcopales en dificultades para encarar estos temas", apuntó Lombardi en rueda de prensa. "Ha llegado la hora de colaborar juntos para erradicar dicha brutalidad del cuerpo de nuestra humanidad, adoptando todas las medidas necesarias ya en vigor a nivel internacional y a nivel eclesial", convocó este domingo el pontífice al dar su discurso de cierre.

Entre la serie de medidas formuladas con la guía de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Francisco destacó los objetivos de "la protección de los niños".

"El objetivo principal de cualquier medida es el de proteger a los niños e impedir que sean víctimas de cualquier abuso psicológico y físico", advirtió. También se refirió, entre otras medidas, a mejorar la formación de sacerdotes, escuchar a las vícitmas y actuar frente al turismo sexual. Antes de Bergoglio, el arzobispo de la ciudad australiana de Brisbane, Mark Benedict Coleridge, había convocado en nombre de la Curia a una "revolución copernicana" que descubra "que aquellos que han sido abusados no giran en torno a la Iglesia, sino la Iglesia alrededor de ellos".

Durante su discurso, el Papa se refirió también a la "plaga" de los abusos más allá de la Iglesia.

"Estamos ante un problema universal y transversal que desgraciadamente se verifica en casi todas partes", describió. "Debemos ser claros: la universalidad de esta plaga, a la vez que confirma su gravedad en nuestras sociedades, no disminuye su monstruosidad dentro de la Iglesia. La inhumanidad del fenómeno a escala mundial es todavía más grave y más escandalosa en la Iglesia porque contrasta con su autoridad moral y su credibilidad ética", planteó de todos modos.

"En los abusos, nosotros vemos la mano del mal que no perdona ni siquiera la inocencia de los niños", lamentó. Durante toda la semana organizaciones de víctimas se movilizaron en Roma en reclamo de "tolerancia cero" con los abusadores, aunque no lograron reunirse en privado con Jorge Bergoglio.

En ese marco, y recogiendo algunas de las propuestas de los grupos de trabajo durante la cumbre, Francisco reconoció que "se debe no sólo intentar limitar los gravísimos abusos con medidas disciplinares y procesos civiles y canónicos, sino también afrontar con decisión el fenómeno tanto dentro como fuera de la Iglesia". Además, se refirió a la pederastia como "un fenómeno históricamente difuso en todas las culturas y sociedades". "Teatro de la violencia no es sólo el ambiente doméstico, sino también el barrio, la escuela, el deporte y también, por desgracia, el eclesial", planteó el Papa.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});