Información Gral

El oro dejó de ser el metal más caro debido al ascenso vertiginoso del paladio

El mineral está presente en los catalizadores de escape de los vehículos nafteros. Su demanda aumentó por la crisis de los diésel en Europa

Domingo 09 de Diciembre de 2018

El precio de un metal raro se viene disparando desde hace un año, pero en la semana que pasó llegó a superar al valor del oro por primera vez en 16 años. ¿De qué metal se trata? Del paladio, protagonista de un floreciente mercado que se abrió gracias a uno de los mayores escándalos que la industria automotriz tuvo en el mundo.

El paladio tocó un nuevo récord de 1.253 dólares el miércoles, superando al lingote de oro en cerca de US$10, y posteriormente cerró a US$1.249 según la Bolsa de Metales de Londres (LME, en inglés), el mayor mercado de metales del mundo.

Hace solo dos años, en cambio, no había que pagar más de US$681 por la misma cantidad de paladio.

Uno de los principales motivos de este incremento se encuentra en la polémica desatada en la industria automotriz por la manipulación de autos con motor diésel. La empresa alemana de automóviles Volkswagen admitió en 2015 que había utilizado un software en millones de vehículos para que pudieran pasar los controles medioambientales.

Su presidente, Martin Winterkorn, tuvo que renunciar. Desde entonces, la firma se ha enfrentado a juicios, inspecciones y multas millonarias.

Pero las acusaciones de haber alterado motores se extendieron a otras compañías como Daimler y PSA Peugeot-Citroen, a las cuales las autoridades de países como Francia y Alemania abrieron investigaciones por un posible fraude.

Como consecuencia, la imagen de los autos que funcionan con diésel quedó muy dañada y el público empezó a desconfiar de estos productos. Sobre todo en Europa.

Desde el año pasado, las ventas en Europa de automóviles que consumen nafta sobrepasaron las de aquellos que usan diésel. Esto no ocurría desde 2009. Y el paladio es un elemento esencial para la fabricación de los catalizadores que se colocan en los sistemas de escape de los vehículos a nafta.

A esto SE le suma el incremento de las compras de autos en China e India, donde se venden más los de nafta.

Estos factores hicieron que la demanda de paladio creciera. Pero la oferta, que se estima en un millón de onzas, prácticamente no ha variado en los últimos cuatro años.

El año pasado, los autos diésel fueron el único tipo de vehículo que registró una caída de ventas en este continente. Los europeos compraron más autos híbridos, eléctricos, de gas natural y hasta a nafta, algo que preocupa a la patronal, ya que emiten más CO2.

"Las autoridades deben ser conscientes de que un viraje repentino de la tecnología diésel a la nafta conllevará a un incremento en las emisiones de CO2, ya que la penetración de motores que funcionan con energías alternativas permanece baja", señaló el titular de Acea (Asociación Europea Fabricantes de Automóviles), Erik Jonnaert.

La preocupación de Jonnaert se debe a que los vehículos a gasolina le quitaron cuota de mercado a los que van a diésel. Los primeros pasaron de representar el 45,8 por ciento de los nuevos patentamientos en 2016 al 48,5 por ciento en 2017. Los de diésel, en cambio, pasaron del 50 por ciento al 46 por ciento.

Entre el 75 por ciento y el 80 por ciento del paladio que se extrae de las minas se utiliza en la fabricación de convertidores catalíticos.

Estos dispositivos se encargan de convertir gases dañinos como los hidrocarburos o el monóxido de carbono en vapor de agua y CO2, un compuesto que también contamina, aunque en menor medida.

A diferencia de lo que sucede con otros metales como el cobalto, cuyo precio aumentó mucho porque algunos inversores lo almacenaban para hacer que se revalorizara, Garvey cree que los altos precios del paladio están "justificados".

El analista explicó que, pese a su encarecimiento, la maquinaria actual de la industria automovilística no admite otro material distinto al paladio. Y si bien puede adaptarse a otros metales, esto tomaría "por lo menos dos o tres años".

Además, la mayoría de productores no han respondido al incremento de la demanda.

El paladio, como recordó el experto, suele extraerse como un subproducto del platino en Sudáfrica y del níquel en Rusia, donde se encuentran los principales yacimientos de este metal precioso.

Garvey aseguró que no habrá nuevas minas de paladio hasta dentro de dos o tres años y que, sin embargo, la demanda se mantendrá.

"Nosotros tomamos de referencia a Suiza, donde está el mayor mercado de paladio. Allí es donde se almacena y se vende este metal".

Las exportaciones de paladio saltaron a niveles no vistos desde agosto del año pasado, según datos de la aduana suiza.

El pasado mes de octubre, las exportaciones del metal en el país europeo alcanzaron las 1,3 toneladas. En comparación con octubre de 2017, el aumento fue del 60 por ciento.

Por el contrario, las importaciones del metal en octubre fueron de 1,2 toneladas, según la agencia Reuters. "Es decir, que está saliendo más paladio de Suiza que el que entra", lo que Garvey interpreta como una fuerte demanda que no caerá pronto.

Tocó un récord de 1.253 dólares, superando al lingote de oro en unos u$s 10, según la Bolsa de Metales de Londres.

El litio despierta los desvelos y Argentina tiene gran reserva

En el ámbito de la minería todos hablan del litio. Las baterías se multiplican en los teléfonos celulares y la industria automotriz pisa el acelerador hacia la electrificación. El litio es el principal componente de las baterías de los autos eléctricos. La Argentina, Chile y Bolivia tienen el 70% ciento de las reservas mundiales del mineral y semejante riqueza natural despierta entusiasmos. El carbonato de litio surge de la evaporación de la salmuera. Ya hay dos compañías mayores en el país: Orocobre opera en Jujuy en el Salar de Olaroz mientras que FMC Lithium Corporation se instaló en Catamarca en el Salar del Hombre Muerto. Salta es la provincia que lidera la expansión con 29 emprendimientos en marcha. El segundo lugar lo comparten Catamarca y Jujuy, con 13 iniciativas.

   En mayo de este año, la minera australiana Galaxy Resources elevó a 474 millones de dólares su inversión en litio argentino. El litio cuenta con una ventaja frente a la minería tradicional: no tiene "mala prensa" y es visto como más amigable con el medio ambiente.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});