Información Gral

El libro electrónico tiene su público pero no suplanta al de papel

Los e-readers muestran grandes ventajas prácticas, pero pierden algunas cualidades propias del libro de papel, que son insustituibles

Domingo 16 de Septiembre de 2018

A pesar de que la tecnología logró penetrar en casi todos los aspecto de la vida, simplificando cada vez más la rutina diaria de las personas, cuando se trata de lectura no fue tan bien recibida.

En ese contexto, los lectores de libros y los e-readers (lectores electrónicos, del cual el más conocido es el Kindle, de Amazon, pero hay varias marcas más en el mercado) están en un constante debate entre la practicidad y la mística. Algunas de las ventajas prácticas de ir a la tecnología digital son obvias: un pequeño e-reader portátil puede llevar una biblioteca completa adonde sea que vaya su dueño, lo cual es ideal para los viajeros o aquellos que siempre desean elegir el material de lectura o leen varios libros simultáneamente.

Por otro lado, cada vez más investigadores sostienen que la lectura en papel también tiene una serie de beneficios. Además del factor nostalgia. "Ante todo, considere a la persona y sus preferencias para toda la vida", dijo Matthew H. Schneps, director del Laboratorio de Aprendizaje Visual, surgido de la colaboración entre la Universidad de Massachusetts, Boston y el MIT. "A algunas personas les encanta la apariencia, el aroma y la sensación del libro convencional en las manos, y es posible que esas personas no deseen abandonar la experiencia sensorial de leer en un libro en papel. A su vez, si una persona es fanática de los 'gadgets', pero no lee muchos libros tradicionales, comprar un e-reader puede ser una experiencia que les cambie la vida", indicó Schneps.

La tienda online Linio, con presencia en 8 países de Latinoamérica, brindó un informe con los pros y los contras, tanto de los libros de papel como de los e-readers:

Los lectores más jóvenes y reacios prefieren los e-readers: un estudio de 2014 publicado en la revista Library & Information Science Research descubrió que, de 143 estudiantes de secundario, la mayoría prefería los lectores electrónicos. Los más chicos y aquellos a quienes no les importaba demasiado leer también compartían una fuerte preferencia por los lectores electrónicos.

"Un e-reader tiene más en común con los dispositivos electrónicos que los jóvenes usan, como smartphones, que con un libro en papel. El e-reader tiene funciones que mejoran la experiencia de lectura como la posibilidad de buscar significados de palabras, marcar páginas, las posibilidades de ajustar el tamaño de letra, etc.", dijo el autor principal del estudio, Ase Kristine Tveit. Leer en papel puede aumentar la retención. Varios estudios sugieren que leer en papel en lugar de una pantalla electrónica es mejor para la retención y la concentración.

The Guardian informa sobre un experimento de Noruega donde a las personas se les dio una historia corta para leer en un Kindle o en un libro de bolsillo; cuando se les preguntó más tarde, los que leyeron el libro de bolsillo tenían más probabilidades de recordar la trama en el orden correcto. "Cuando lees en un papel, podés sentir con los dedos un montón de páginas a la izquierda creciendo, y achicándose a la derecha", dijo la investigadora principal, Anne Mangen. "Tenés la sensación táctil de progreso. Tal vez esto de alguna manera ayuda al lector, brindando más firmeza y solidez al sentido de despliegue y progreso del texto por parte del lector, y de ah, la historia", añadió.

También hay consideraciones para quienes leen en e-readers durante la noche (pero hay que tener presente que los buenos lectores electrónicos no usan pantallas emisoras de luz). Margaret K Merga, especialista de Australia, dice: "La exposición a la luz artificial de los lectores que emiten luz puede interferir con la capacidad para dormir, lo que produce impactos sobre la salud".

Un estudio de 2014 publicado en la revista PNAS descubrió que leer un libro electrónico antes de acostarse disminuye la producción de melatonina, hormona que prepara para dormir. Los libros electrónicos también deteriorarían el estado de alerta al día siguiente, según este trabajo. Pero los libros electrónicos ayudan a las personas con discapacidad visual. Las personas con problemas de visión o lectura como la dislexia pueden beneficiarse más de los libros electrónicos porque ofrecen una variedad de opciones para cambiar el tamaño del texto y el espaciado de las líneas.Un estudio de 2013 en PLOS One observó la comprensión lectora y la velocidad en 103 estudiantes de secundaria con dislexia. Encontró que leen de manera más efectiva y con mayor facilidad cuando usan el lector electrónico.

Argentina: precios y opciones

Los e-readers tienen presencia en Argentina desde hace años. La tienda online Amazon ofrece varios modelos de Kindle, con precios que varían desde casi 80 dólares a 280. Pero el interesado se encuentra con la advertencia de que Amazon no hace el envío a la Argentina. Esto deja la opción del local Mercado Libre, donde los modelos de Kindle varían entre 2.600 y los 4.890 pesos, con envío gratis a todo el país. El interesado también puede hallar otras marcas de e-readers, como Kobo o Dooku.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});