Información Gral

El endoscopista de Pérez Volpin: "Yo no la perforé"

El gastroenterólogo fue citado por el juzgado que investiga la muerte de la periodista y legisladora durante una endoscopia de rutina el 6 de febrero.

Jueves 07 de Junio de 2018

El gastroenterólogo que le hizo la endoscopia a la periodista y legisladora porteña Débora Pérez Volpin, quien falleció el pasado 6 de febrero tras una presunta mala praxis, declaró ante el Juzgado Criminal y Correccional 57 de la Ciudad de Buenos Aires. "Yo no la perforé", fue una de las frases que dejó el paso del médico Diego Bialolenkier ante la Justicia porteña.

Tras haber sido citado, Bialolenkier, quien le practicó la endoscopia a Pérez Volpin en el Sanatorio La Trinidad, de Palermo, se presentó ayer por la mañana junto a su abogado, Roberto Churba. El letrado que lo representa contó que en horas posteriores a la muerte de la periodista, su cliente estuvo "absolutamente angustiado" y "en estado de shock". Según fuentes de la investigación, el médico negó haber cometido errores durante el procedimiento. "Yo no la perforé, no cometí error alguno", declaró a través de un escrito. Luego respondió preguntas.

El endoscopista consideró que lo que hizo "estuvo bien" y le atribuyó la responsabilidad de lo ocurrido a la anestesista. "Por ahí fue una maniobra de la anestesista", declaró. Luego agregó: "No tengo conocimiento de que la haya perforado. Le insuflé el aire que sale del endoscopio y no se puede regular. Es la cantidad mínima". Y además habría agregado que no podía explicar como el aire le llegó hasta el cerebro a la paciente, lo que provocó su muerte.

Consultado sobre los dichos del endoscopista, Diego Pirota, abogado querellante, opinó que "en su declaración recrea algo que no sucedió. El cuenta lo bien que habría hecho las cosas, sin responder cómo fue posible que habiendo hecho todo tan bien, una paciente que se encontraba sana, y a partir de su proceder, en menos de tres minutos empezara a cursar un paro cardiorespiratorio". Y agregó: "Pretendió recrear una ilusión de lo que no sucedió. En la causa está acreditado que tanto él como la anestesista contribuyeron en la muerte de Débora".

El endoscopista cerró todas sus redes sociales y sólo quedaron algunas referencias a su fanatismo por el fútbol. Tras terminar de declarar ante el juez Carlos Bruniard y la fiscal Nancy Oliveri, Bialolenkier no hizo declaraciones a la prensa que lo esperaba en el lugar, como así tampoco lo hizo el abogado.

La indagatoria había sido solicitada en mayo pasado por el abogado de la familia de Pérez Volpin, tras conocerse los resultados finales de la autopsia. Pirota recordó que el hecho sucedió "mientras Bialolenkier realizaba la endoscopia" y "no podía presumirse como consecuencia de ninguna patología y/o diagnóstico anterior, pues Débora Pérez Volpin entró sana al quirófano". El endoscopista "lisa y llanamente la perforó, y el aire que se le insuflara comenzó a expandirse por diversos órganos hasta provocar el colapso e insuficiencia de los mismos".

Al hacer referencia a la anestesista, Pirota describió: "Centró su tarea en continuar insuflando aire a presión, con una paciente en neumotórax hipertensivo, con colapso pulmonar, generando una mayor acumulación de aire en el tubo digestivo, que contribuyó a la generación de las lesiones de estómago, así como al neumoperitoneo, y acrecentó el enfisema subcutáneo", todas lesiones que no eran preexistentes.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario