Información Gral

El cineasta Raúl Perrone vuelve al festival Bafici con su filme "Expiación"

El inagotable y prolífico cineasta Raúl Perrone, autor de numerosos filmes realizados de manera independiente, casi en solitario y con mínimos recursos económicos, volvió ayer a la Competencia Argentina del Bafici con "Expiación", un filme poético donde cuatro enigmáticos personajes comparten un caserón decadente en momentos del golpe de 1976.

Martes 17 de Abril de 2018

El inagotable y prolífico cineasta Raúl Perrone, autor de numerosos filmes realizados de manera independiente, casi en solitario y con mínimos recursos económicos, volvió ayer a la Competencia Argentina del Bafici con "Expiación", un filme poético donde cuatro enigmáticos personajes comparten un caserón decadente en momentos del golpe de 1976.

Como un paso más en su camino de investigación y experimentación con recursos formales e ideas visuales propias de diversas etapas de la historia del cine, la nueva película de Perrone transcurre en una suerte de espacio imaginario, un paisaje mental o un purgatorio de donde los personajes no pueden escapar.

Cristian Jensen, Inés Urdinez, Gustavo Marzo y Daniela Cometo, "Expiación" tiene como personajes a los miembros de una familia repleta de secretos, desconfianzas, acechanzas y omisiones, que pasan sus días en un espacio ruinoso, con agua en las habitaciones, que sirve como metáfora del vacío emocional y la desolación que los consume por dentro en tiempos de dictadura cívico militar.

"Amor urgente"

Además del nuevo filme de Perrone, en la Competencia Argentina se proyectó ayer "Amor urgente", de Diego Lublinsky, que se centra en las vivencias de Pedro y Agustina, dos seres particulares que ?-a contramano de los demás adolescentes de su pueblo- buscan descubrir el verdadero significado del amor.

La película tiene la particularidad de haber sido filmada con el recurso de la retroproyección, es decir que los actores interpretaron sus papeles en un set, con una gran pantalla como telón de fondo, sobre la cual se imprimían ?mediante un proyector ubicado detrás de la tela y los actores, las imágenes de los espacios previamente grabados, donde transcurre cada acción. En un tono de comedia amable y luminosa, Lublinsky lleva adrede la artificialidad al extremo, tiñendo de exageración todos y cada uno de los aspectos formales y narrativos del filme, desde la fotografía, el arte y el vestuario, hasta la gestualidad, las palabras y diálogos de sus actores, con la intención de encontrar su propio código. Está protagonizada por Paula Hertzog, Martín Covini, Paola Barrientos y Miranda De La Serna.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario