Información Gral

"El Chapo" Guzmán, tras las rejas de por vida en un presidio temible

El mayor capo narco extraditado y enjuiciado por EEUU fue condenado en Nueva York a cadena perpetua y a 30 años más de prisión "simbólica".

Jueves 18 de Julio de 2019

La sentencia no fue sorpresa. Nadie esperaba que una persona acusada de traficar 1.213 toneladas de drogas, de matar gente a sangre fría, de enterrar personas vivas y quien llegó a ser el hombre más buscado por Estados Unidos tras la muerte de Osama Bin Laden tuviera otro destino que ir tras las rejas de por vida.

El narcotraficante mexicano Joaquín "El Chapo" Guzmán, uno de los criminales más poderosos del mundo, fue condenado ayer a cadena perpetua más 30 años adicionales por un tribunal de Nueva York, tras haber sido encontrado culpable de traficar toneladas de drogas hacia Estados Unidos, entre otros delitos.

Después de escuchar el veredicto, el capo narco mexicano llevó la mano a su corazón y saludó a su joven esposa, Emma Coronel, que, con su pelo suelto y amparada en unos lentes oscuros, le devolvió la cortesía desde su lugar de invitados especiales. En la prisión ADX Supermax de Colorado, donde están los presos más peligrosos del mundo y será alojado "El Chapo", no se permiten visitas ni llamadas telefónicas. Es probable que no la vea más a ella ni a sus hijas mellizas de 10 años.

"El Chapo", de 62 años, quien fue capturado en tres ocasiones y protagonizó dos espectaculares fugas desde cárceles mexicanas, había sido declarado culpable en febrero de los 10 cargos que enfrentó, entre ellos la participación en una empresa criminal continuada y tráfico de drogas, entre otros.

El juez Brian Cogan, del tribunal de Brooklyn, aceptó lo requerido por la fiscalía estadounidense y dictó de a una, ocho cadenas perpetuas al "Chapo", como indica la ley.

El capo narco habló ante el tribunal antes de dirigirse, ya de por vida, a la prisión, y manifestó que él esperaba, cuando en 2017 fue extraditado, que su fama no fuera un "factor determinante para administrar justicia", pero evaluó que finalmente "no ha sido así".

De traje gris, camisa rosada y corbata roja, el capo narco lució el bigote que se había afeitado en los últimos tiempos. Quizás haya querido que los pocos presentes en la sala —la mayoría abogados e invitados— lo recuerden con su tradicional imagen.

El juicio se convirtió en un atractivo para muchos, ya que era probablemente la última vez que se podría ver a este personaje en persona. En el tribunal, que tenía muy poco espacio para prensa e invitados, muchos curiosos hicieron fila desde la madrugada para poder entrar. Entre ellos había turistas, fans de la serie Netlix, incluso concurrió el actor mexicano que encarna su papel. Siempre presente, Coronel, la joven ex modelo esposa del Chapo, vistió una camisa blanca y un chaleco negro.

El magistrado dio también la palabra a la colombiana Andrea Velez, por cuyo asesinato el narcotraficante ofertó un millón de dólares. Ella reseñó que pidió disculpas a la sociedad por formar parte del narcotráfico y agregó entre sollozos mirando al "Chapo": "Yo le pido perdón a usted y espero que me perdone".

El juez ordenó el pago de 12.600 millones de dólares de ganancias mal habidas.

El Chapo, ex jefe del cartel de Sinaloa, es el mayor capo del narcotráfico extraditado y enjuiciado por Estados Unidos. Durante el juicio, la acusación presentó pruebas de que traficó droga, pero también ordenó la muerte o torturó y mató él mismo a por lo menos 26 personas o grupos de personas, incluidos supuestos informantes, narcos rivales, policías, socios y hasta familiares.

Otros de los delitos que se le imputó abarcaron un cuarto de siglo e incluyeron el tráfico de cientos de toneladas de cocaína, heroína, metanfetaminas y marihuana a EEUU, lavado de dinero y varios delitos relacionados con las armas.

Los fiscales lo han calificado como un "líder despiadado y sediento de sangre".

La semana pasada, los fiscales le pidieron al juez Cogan que sumara los 30 años de prisión simbólicos, petición a la que juez accedió.

Durante los tres meses de juicio los jurados escucharon abrumadora evidencia de los delitos de Guzmán, mientras testigos describieron al jefe del cartel golpeando, disparando e incluso enterrando con vida a los que se interponían en su camino, incluidos los informantes y los pandilleros rivales.

Desde su extradición de México en 2017, Guzmán estuvo recluido en régimen de aislamiento en una prisión de alta seguridad en el Bajo Manhattan.

El capo narco se quejó reiteradamente por las condiciones de su detención a través de sus abogados, en particular porque su celda sin ventanas estaba constantemente con luz.

Su abogado, José Luis González Meza, envió una carta al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en la que insiste que su cliente fue entregado "ilegalmente" a ese país y que se han violado sus derechos humanos y leyes de este país al mantenerlo preso.

La carta, enviada el lunes y dada a conocer ayer en Nueva York, explica a Trump que cuando el presidente Enrique Peña Nieto autorizó la extradición, Guzmán estaba protegido por cuatro amparos emitidos por la Corte Suprema de México, que impedían ese proceso.

condenado. El Chapo, considerado el mayor narcotraficante del planeta tras la muerte del colombiano Pablo Escobar

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario