Información Gral

El cambio climático complica la primera visita de Macron a Trump

El presidente francés llega hoy a Washington a reunirse con su colega con puntos álgidos como la cuestión del clima y el acuerdo nuclear.

Lunes 23 de Abril de 2018

Con claras diferencias pero con potentes acuerdos, sobre todo respecto de la crisis en Siria, el presidente de Francia, Emmanuel Macron, llega hoy a Washington para reunirse con su colega de Estados Unidos, Donald Trump, en una primera visita oficial que tendrá puntos álgidos como el cambio climático, el acuerdo nuclear con Irán y la imposición de aranceles.

En el poder desde el año pasado, ambos líderes mantienen una cálida relación a pesar de sus diferencias políticas.

Trump configuró en poco más de un año en la Casa Blanca un perfil polémico, conservador, proteccionista, aislacionista y contrario al cambio climático; Macron, de tendencia centrista y en franca caída de su popularidad, es un defensor de la diplomacia multilateral y de la lucha contra el cambio climático.

Hubo algunos chispazos "pour la gallerie" entre ellos que no dañan una histórica alianza occidental.

Sin ir más lejos, ayer el francés envió un mensaje previo a su desembarco durante una entrevista con la cadena Fox: "No se puede hacer una guerra comercial con tus aliados. Es demasiado complicado. Si haces la guerra contra todos, haces la guerra comercial contra China y contra la Unión Europea, la guerra en Siria, la guerra contra Irán, vamos, no funciona. Necesitas aliados".

Los cruces ya se daban en plena campaña electoral cuando Macron dijo que la elección de Trump era parte de "una peligrosa ola populista" y ya electo presidente les pidió a los estadounidenses que ayuden a "hacer de nuevo grande a nuestro planeta" tras la salida de Washington del Acuerdo de París y en referencia al eslogan proselitista del magnate.

Como un guiño sarcástico al tema, Trump agradeció ayer a Dios "la creación de la Tierra" en el día mundial de conmemoración del planeta, que se celebra cada 22 de abril, según un comunicado de prensa de la Casa Blanca.

Y señaló que es el deber de la nación "reconocer la importancia de estos dones que sostienen la vida, y es nuestra responsabilidad protegerlos para nuestro propio beneficio y el de las generaciones venideras".

Así intentó justificar uno de los temas que lo enfrentan a Macron: una política de medioambiente, marcada por su salida del Acuerdo de París contra el cambio climático y por una amplia desregulación del sector petrolero. Aunque este tema no figura en agenda, sí sobrevuela el encuentro. Pero hay otros puntos a tratar, como el comercio relacionado con los anuncios recientes de Trump de imponer nuevos aranceles del 25 por ciento a la importación de acero y del 10 por ciento al aluminio.

Si bien Estados Unidos eximió hasta mayo a la Unión Europea (UE) de esa medida, Francia y el resto de los países del bloque están coordinando esfuerzos para conseguir que sea permanente, como lo evidenció la reunión de hace cuatro días entre la canciller alemana, Angela Merkel, y Macron con la intención de "refundar" el bloque.

De hecho, el próximo viernes será Merkel quien visite, por segunda vez, a Trump en Estados Unidos.

"Veamos qué decide el 1º de mayo", dijo Macron ayer sobre la fecha límite de la negociación entre el gobierno estadounidense y los países eximidos. "Espero que no los implemente en la Unión Europea", pidió en en el programa Fox News Sunday.

Por otro lado y en un tono más candente, se espera que tanto Berlín como París intenten convencer a Trump de no dejar caer el acuerdo nuclear de 2015 con Irán, antes que el republicano se pronuncie sobre la cuestión en mayo próximo.

Si bien ahí también hay esfuerzos europeos coordinados, fuentes francesas, consultadas por la agencia de noticias DPA, hablaron de señales poco alentadoras por parte de Washington.

Con ese pacto se logró que Teherán se comprometiese a no fabricar armas atómicas a cambio de levantar las sanciones económicas en su contra.

Macron combinó recientemente un aumento de las críticas a Irán por involucrarse en conflictos regionales con la advertencia de que el acuerdo de 2015 es la única manera de garantizar que Teherán no tenga una bomba atómica. Ambos líderes, en cambio, sí acuerdan en la lucha contra el terrorismo y en garantizar la seguridad en Africa Occidental, según París. También hace una semana ambos países y Reino Unido bombardearon posiciones sirias del gobierno de Bashar al Assad, al que consideran responsable de un supuesto ataque con armas químicas en Duma que dejó decenas de muertos.

Sobre la agenda protocolar trascendió que los líderes y sus esposas cenarán hoy en Mount Vernon, la lujosa mansión y casa de campo en el estado de Virginia, que perteneció a George Washington. Mañana Trump recibirá a Macron en la Casa Blanca y luego el mandatario francés depositará una corona en la tumba del soldado desconocido del Cementerio Nacional de Arlington.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario