Información Gral

El aumento del nivel del mar amenaza importantes ciudades costeras

Boston y Nueva York corren peligro por las crecientes concentraciones de gases de efecto invernadero.

Martes 13 de Febrero de 2018

La creciente tasa de aumento del nivel del mar, calculada por expertos durante los últimos 25 años, amenaza la viabilidad de importantes ciudades de la costa de los Estados Unidos, según un estudio publicado en la revista especializada PNAS.

Si los océanos continúan incrementando su nivel al ritmo actual, el nivel del mar habrá aumentado 65 centímetros para 2.100, lo suficiente como para causar "problemas significativos" a las ciudades ubicadas en la costa, indicaron científicos del Instituto Cooperativo de Investigaciones de Ciencias Ambientales (Cires) de los Estados Unidos.

Uno de los coautores del estudio, Gary Mitchum, se refirió a una clasificación que elaboró en 2013 el Banco Mundial que incluye además a las ciudades chinas Guangzhou y Shenzhen; las estadounidenses Miami, Nueva York, Nueva Orleans y Boston; Bombay (India) y las japonesas Nagoya y Osaka.

"Esta aceleración, impulsada principalmente por el deshielo acelerado en Groenlandia y la Antártida, tiene el potencial de duplicar el aumento del nivel del mar en 2100 en comparación con las proyecciones que suponen una tasa constante", señaló el investigador principal, Steven Nerem, del Cires.

Las crecientes concentraciones de gases de efecto invernadero en la atmósfera de la Tierra aumentan la temperatura del aire y el agua, lo que hace que el nivel del mar crezca de dos maneras.

Por un lado, el agua más caliente se expande, y esta "expansión térmica" de los océanos ha contribuido a cerca de la mitad de los 7 centímetros de aumento del nivel medio global del mar de los últimos 25 años.

En segundo lugar, la fusión del hielo de la Tierra fluye hacia el océano, lo que también aumenta el nivel del mar en todo el mundo en un alto porcentaje, según esta investigación de Cires con la Universidad del Sur Florida, el Centro Espacial Goddard de la NASA, la Universidad Old Dominion y el Centro Nacional de Investigación Atmosférica.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario