Información Gral

EEUU: los abusos sexuales a gimnastas son escándalo

Hubo renuncias en la federación de las deportistas al ventilarse los atropellos del médico del plantel, que recibirá de 40 a 125 años de cárcel

Martes 23 de Enero de 2018

Varios altos directivos de la Federación de Gimnasia de Estados Unidos dimitieron tras el escándalo de abusos sexuales que involucró al ex médico del equipo Larry Nassar, anunció ayer el organismo. Nassar se enfrenta a entre 40 y 125 años de cárcel, sumados a los 60 que recibió en 2017 por diversos delitos de pornografía infantil.

Una de las primeras gimnastas en acusarlo, Kyle Stephens, tenía tan solo seis años cuando Nassar comenzó a abusar de ella en los años 90. Contó cómo él frotaba sus genitales contra ella, cómo se desnudaba y cómo sus padres, grandes amigos del médico, creían las palabras de él. Los abusos duraron seis años más.

"Puede que te hayas dado cuenta ya, pero las niñas pequeñas no son niñas para siempre", sentenció. "Crecen y se convierten en mujeres que pueden destrozar tu mundo", le espetó.

Tras ella desfilaron los testimonios de 104 jóvenes, de niñas a universitarias, en su mayoría gimnastas. Diez minutos para cada una bastaron para relatar los horrores que ocurrían tras la puerta de la consulta.

El presidente de la junta médica de la Federación, Paul Parilla; su vice, Jay Binder, y la tesorera, Bitsy Kelley presentaron su dimisión.

"Apoyamos sus decisiones de dimitir en este momento", dijo Kerry Perry, quien fue nombrado presidente de USA Gymnastics en noviembre.

Perry fue nombrado en noviembre para reemplazar a Steve Penny, quien dimitió en marzo después de 12 años en el puesto acusado de no haber sabido gestionar los casos de abuso sexual.

En un tribunal de Michigan, Nassar escuchó en persona el testimonio de cerca de 90 mujeres, desde célebres atletas a víctimas anónimas, en una audiencia que determinará su sentencia.

La galardonada atleta Aly Raisman sorprendió por su testimonio. No apartó ni un minuto la mirada de su agresor y lanzó contra él toda la rabia. Lo definió como "la mayor epidemia de abuso sexual de la historia del deporte". "¿Cree que esto es difícil para usted?", preguntó a su abusador. "Imagine lo que es ser una niña en un país extraño y tener que verle. Me quitó mi pasión y mis sueños". La gimnasta estadounidense, participante de los Juegos en Londres y Río, le reprochó: "Estoy aquí para decirle cara a cara que no voy a abandonar el deporte, porque el amor que me produce es más fuerte que el demonio que lleva usted dentro".

El ex médico ya se ha declarado culpable. La semana pasada, la estrella de la gimnasia Simone Biles reveló que también estaba entre las víctimas de Nassar.

"Yo también soy una de las muchas sobrevivientes que fueron abusadas sexualmente por Larry Nassar", escribió en su cuenta de Twitter la diez veces campeona mundial de gimnasia.

Las compañeras de equipo de Biles, Aly Raisman, McKayla Maroney y Gabby Douglas también están en la lista de mujeres abusadas por el ex médico.

Raisman criticó hace unos días las instituciones donde Nassar trabajaba y fue capaz de cometer los supuestos abusos sin ser detectados y arremetió contra la federación por "pudrirse desde adentro", al tiempo que la "responsabilizó", junto al Comité Olímpico del país, de los actos del doctor.

"Necesitamos una investigación independiente de qué sucedió exactamente, qué salió mal y cómo se puede evitar en el futuro.

Solo así podremos saber qué cambios son necesarios", declaró Raisman.

"Ustedes se aprovecharon de nuestras pasiones y nuestros sueños", agregó.

"Incluso ahora, después de todo lo que sucedió, USA Gymnastics tiene el descaro de decir las mismas cosas que siempre ha dicho. ¿No puede ver lo irrespetuoso que es eso? ¿No puede ver cuánto duele?", añadió.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario