Información Gral

Dos de cada 10 argentinas sufre la violencia machista y no la denuncia

Día Mundial de la Eliminación de Violencia contra la Mujer. En 2017 hubo 2.795 femicidios en América Latina y Caribe, 295 en nuestro país.

Domingo 25 de Noviembre de 2018

Dos de cada 10 mujeres argentinas aseguran que reciben maltratos pero que no los denuncian. Es uno de los datos que arrojó una encuesta realizada por el Observatorio de Opinión Pública de la Universidad Abierta Interamericana (UAI) en el marco del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, que se celebra hoy.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), más del 35 por ciento de las mujeres de todo el mundo ha sufrido alguna vez violencia física o sexual por parte de su pareja.

De acuerdo a datos oficiales de 23 países, el total de femicidios en América Latina y el Caribe fue de 2.795 en 2017. En Argentina la cifra trepó a 295, un promedio de un femicidio cada 30 horas.

El Observatorio de Opinión Pública de la UAI realizó la encuesta entre 600 mujeres argentinas, de distintas edades y segmentos sociales, para conocer sus realidades y percepciones respecto a la violencia de género. El 77 por ciento negó haber experimentado una situación de este tipo frente a un 17 por ciento que aseguró que sí. Entre ellas, el 90 por ciento dijo que sufrió violencia psicológica, seguido por la violencia verbal (85 por ciento), maltrato físico (51 por ciento) y sexual (51 por ciento).

Cuatro de cada 10 mujeres que sufrieron maltratos aseguraron que soportaron años de violencia. Entre ellas, el 68 por ciento son mujeres de 55 años y más que terminaron el secundario y que minimizaron lo que estaban viviendo. En seis de cada 10 casos se trata de la pareja de la víctima, seguido por ex parejas, jefes y padres. También, en seis de cada 10 casos la violencia ocurrió dentro del hogar, mientras que solo el 13 por ciento fue en la calle.

La mitad de las mujeres violentadas no hizo nada, ni siquiera la denuncia policial o buscar ayuda en familiares y amigos. El 28 por ciento abandonó su hogar. Sólo el 12 por ciento denunció al agresor. Entre ellas, el 84 por ciento no se sintieron contenidas al hacer la denuncia policial. Seis de cada 10 mujeres dijeron que no sienten que la Justicia las proteja.

El 75 por ciento jamás tendría una relación con alguien con antecedentes de violencia de género. Cuatro de cada 10 mujeres respondieron que los hombres que abusan sexualmente deben ser condenados a prisión perpetua, el 17 por ciento considera que la castración química sería la solución para disminuir los ataques y un 14,6 por ciento pidió la pena de muerte.

El 44 por ciento reconoció que el feminismo contribuyó a visibilizar la violencia de género. El 73 por ciento entiende que la violencia de género, además de ser física, puede ser psicológica, sexual, económica o verbal. A siete de cada 10 mujeres le parece "grave" que haya violencia y a ocho de cada diez no le parece "normal" que haya violencia en una pareja.

América

Con relación a los 2.795 femicidios registrados en América Latina y el Caribe en 2017, en términos absolutos la lista la lidera Brasil, con 1.133 víctimas. Los números de la Cepal (Comisión Económica para América Latina y el Caribe) demuestran que de cada diez femicidios, cuatro se cometieron en Brasil,

Si se compara en cambio la tasa por cada 100.000 mujeres, el fenómeno alcanza la mayor extensión en El Salvador con 10,2 femicidios por cada 100.000 mujeres.

Después de El Salvador aparecen Honduras (5,8), Guatemala (2,6) y República Dominicana (2,2). Brasil, con un índice de 1,1 por cada 100.000 mujeres, aparece empatado con Argentina y Costa Rica. Los índices más bajos se registraron en Colombia (0,6) y Chile (0,5).

Tuñez

Fabiana Tuñez, directora del Instituto Nacional de las Mujeres, sostuvo que "este día nos ofrece una oportunidad para reflexionar sobre los avances y desafíos que nuestra sociedad enfrenta para erradicar esta violación a los derechos humanos tan extendida".

"Aquel grito unánime del 3 de junio de 2015, el histórico Ni Una Menos, puso en la agenda pública lo que el movimiento de mujeres venía reclamando, tal vez con menos masividad definitivamente con la misma contundencia hacia años: 'Nos están matando, por ser mujeres, tenemos que decir basta'. Ese reclamo colectivo se transformó meses después en parte constitutiva de la agenda de gobierno.",dijo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});