Información Gral

Detienen a ocho prefectos acusados de asesinar a un joven en un control

El muchacho, de 26 años, evitó un control vehicular con su camioneta y lo mataron de dos disparos el domingo, en el barrio porteño Parque Patricios.

Jueves 16 de Agosto de 2018

Ocho prefectos fueron detenidos acusados del asesinato a balazos de un joven de 26 años el último fin de semana cuando manejaba su camioneta en el barrio porteño de Parque Patricios y ayer el Ministerio de Seguridad de la Nación decidió separarlos de la fuerza.

Los prefectos fueron detenidos ayer a la mañana considerados sospechosos del crimen de Cristofer "Bocha" Rego, de 26 años, quien fue asesinado de dos balazos el pasado domingo a la madrugada en la intersección de Ancaste y Monteagudo, de ese barrio del sur de la ciudad de Buenos Aires.

A través de un comunicado, el director de Violencia Institucional, Daniel Barberis, junto a la conducción de la Prefectura Naval Argentina (PNA), encabezada por el prefecto general Eduardo Scarzello, informaron la determinación de retirar del servicio a los ocho prefectos que están detenidos e incomunicados por la Justicia.

Además, señalaron que se inició el proceso de exoneración de la fuerza, que es la más alta sanción aplicable.

Los prefectos involucrados fueron identificados oficialmente como Guevara Díaz; Jaqueline Acosta; Javier Fernández; Pablo Brítez; Cristian López; Lucila Carrizo; Rubén Viana Rubén y Mariano Paredes .

El cuerpo sin vida de Rego fue encontrado por personal de la policía de la Ciudad dentro de la camioneta chocada contra otro auto por lo que pensaron que la muerte había sido producto del choque, pero luego notaron que el cuerpo y la camioneta tenían impactos de balas.

El vehículo tenía dos disparos de arma de fuego en el lateral derecho y otro en la parte trasera.

El hecho parecía sin solución hasta que el fiscal Daniel Pablosky mandó a revisar las cámaras de seguridad de la zona y descubrió que efectivos de la Prefectura Naval estaban involucrados.

Según se pudo ver en el video, varios efectivos de la fuerza de seguridad se acercan a la camioneta, comprueban que Rego está muerto, recolectan las vainas y se dan a la fuga.

El fiscal a cargo de la investigación sospecha que uno de los prefectos fue el que disparó y el resto de los detenidos lo encubrió.

Jorge, el papá de Cristofer "Bocha" Rego, aseguró que los prefectos le dispararon porque esquivó un control de tránsito y contó que además del registro de las cámaras de seguridad hay un testigo.

Según Jorge, su hijo manejaba su camioneta en la madrugada del domingo en la intersección de Ancaste y Monteagudo, cuando se cruzó con un control de Prefectura.

Jorge indicó que su hijo fue asesinado de dos disparos. Allí agregó que encontraron su camioneta en la madrugada del domingo. "Se asustó porque no llevaba los papeles del auto y los prefectos le dispararon a los diez metros del lugar", indicó.

"Como a un perro"

Además, en entrevista con C5N añadió: "Lo mataron como un perro, a sangre fría".

Jorge afirmó que un amigo fue testigo directo del hecho y que declaró en la causa. Por otro lado, agregó que le sumaron las imágenes de cámaras de seguridad. "Allí se ve cómo ocho prefectos se llevaron las vainas del lugar".

Según se pudo ver en el video, varios efectivos de la fuerza de seguridad se acercan a la camioneta, comprueban que Rego está muerto, recolectan las vainas y se dan a la fuga.

El fiscal a cargo de la investigación sospecha que uno de los prefectos fue el que disparó y el resto de los detenidos lo encubrió.

"Se asustó porque no llevaba los papeles del auto y los prefectos le dispararon a los diez metros del lugar. Lo mataron como un perro, a sangre fría" aseguró a la señal de cable C5N.

Jorge afirmó que un amigo de "Bocha", que tomaba una cerveza en el balcón, fue testigo directo del hecho y declaró en la causa.

Al testimonio se sumaron las imágenes de seguridad que muestran además que los prefectos "se llevaron las vainas del lugar".

El crimen fue aclarado por un testigo clave que entregó la filmación de una cámara de seguridad, publicó ayer el portal eldestapeeweb.

En las imágenes se advierte que prefectos se acercan al vehículo, que había chocado con otros dos que estaban estacionados, y supuestamente retiran unas vainas servidas para luego irse.

La familia del joven, que había sido padre hace dos meses, denuncia que se trató de un caso de "gatillo fácil".

Policías de la Comisaría 4 llegaron al lugar y solicitaron la asistencia del Same (Servicio de Asistencia Médica de Emergencia). El herido fue trasladado al Hospital Penna, donde falleció minutos después.

De acuerdo a la causa que investiga Daniel Pablovsky, a cargo de la Fiscalía Número 31, la camioneta de la víctima tenía dos impactos de bala, uno en el lateral derecho y otro en la parte trasera.

Pablovsky dispuso la intervención de la División Homicidios, el traslado del cuerpo a la morgue, el secuestro de los vehículos, la ubicación de testigos y la verificación de cámaras de seguridad.

Tras una serie de allanamientos en puestos ubicados en los barrios porteños de Barracas, Bajo Flores y Villa Soldati y otro punto en la Villa 20, donde los prefectos suelen juntarse cuando están en servicio, se concretaron las detenciones.

El video permitió identificar que se trataba de personal de la PNA, aunque las detenciones se dieron hacia todos los que a esa hora estaban en servicio en la zona donde ocurrió el hecho. Se cree que al menos tres de ellos estarían involucrados directamente.

La Prefectura es la fuerza federal que disparó contra Rafael Nahuel, el joven de 22 años que murió tras recibir un disparo de bala de plomo que ingresó por el muslo y se incrustó en su pulmón.


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario