Información Gral

Detienen en la Triple Frontera a una figura clave del grupo Hezbollah

El comerciante Assad Ahmad Barakat fue arrestado en la ciudad brasileña Foz de Iguazú. Argentina lo busca por el atentado de la AMIA

Sábado 22 de Septiembre de 2018

Uno de los miembros más importantes del grupo extremista libanés Hezbollah, investigado en la causa AMIA en Argentina, el libanés Assad Ahmad Barakat, fue capturado en la ciudad brasileña de Foz de Iguazú, en la Triple Frontera. Sobre él pesaban órdenes de captura internacional de Brasil, Argentina y Paraguay. "Es la primera vez que los países de la Triple Frontera llevan una acción conjunta en la dirección correcta", destacó Ariel Gelblung, del Centro Simon Wiesenthal. Para Estados Unidos, Barakat es un "terrorista global", y en ese país se le han congelado los bienes.

Ayer, la fiscal general paraguaya, Sandra Quiñonez Astigarraga, declaró: "Ha sido detenido en Brasil Assad Ahmad Barakat sobre quien pesa un requerimiento de extradición y captura internacional por parte del Ministerio Público de nuestro país". El juez penal paraguayo Rubén Darío Riquelme había ordenado la captura internacional de Barakat el 31 de agosto pasado, en una causa sobre entrega irregular de un pasaporte paraguayo a su nombre.

El ministro del Interior de Paraguay, Juan Ernesto Villamayor, también destacó la captura de Barakat y recordó que Paraguay "fue el país que libró orden de captura internacional ya en agosto, por el tipo punible de producción documentos de contenido no auténtico". La Justicia paraguaya estaría tramitando el pedido de extradición del detenido.

Barakat es una figura clave en el financiamiento y lavado de dinero del grupo islamista libanés en la Triple Frontera e incluso en el Caribe. Las autoridades paraguayas consideran que Barakat fue clave en el financiamiento del ataque a la AMIA, consumado en Buenos Aires en 1994 y que dejó 85 muertos y 300 heridos. Fue el peor atentado terrorista en la historia de Argentina.

Sobre Barakat, "en julio, Argentina congeló sus bienes, en agosto Paraguay ordenó su arresto, y ahora, Brasil lo detiene. Es la primera vez que se evidencia que los países de la Triple Frontera llevan una acción conjunta en la dirección correcta", destacó Ariel Gelblung, representante del Centro Simon Wiesenthal para América latina, en declaraciones a Infobae. A su vez, Shimon Samuels, director de relaciones internacionales del centro, dijo que espera que Barakat sea extraditado a Argentina, como una señal de que los tres países comenzarán a expulsar a Hezbollah de América latina". Barakat fue investigado en Argentina por orden del primer juez de la causa AMIA, Juan José Galeano.

La denuncia de Galeano, quien fue destituido en 2004, fue seguida por el fiscal Alberto Nisman, muerto en condiciones muy sospechosas en 2015, cuando impulsaba una denuncia contra Irán como autor intelectual del atentado a la AMIA. En Medio Oriente, Hezbollah e Irán, ambos de la rama shiíta del islam, son activos aliados, y realizan operaciones militares conjuntas en Siria.

La argentina Unidad de Información Financiera UIF, congeló bienes de Barakat e investiga el cobro de "premios" por más de diez millones de dólares en un casino de la provincia de Misiones, a donde se trasladaba desde Ciudad del Este.

Barakat tenía relación con el director financiero de Hizbolá, Alí Kazan. Es dueño de Casa Apollo y Barakat Import Export, en Ciudad del Este, locales que suelen estar custodiados por guardias armados. Según la UIF, esas empresas "funcionaban como fachada para realizar actividades de recaudación para Hezbollah". Entre los propietarios de esas empresas aparecen hermanos de Barakat: Muhamad Yusif, Hazmi Ahmad, Hafmi Ahmad, Haltem Ahmad. Además,el secretario personal de Barakat, Mohamed Fagad, operó como "enviado militar de Hezbollah en la Triple Frontera". Fagad fue detenido por Estados Unidos en 1991 y después en 2001 por evasión fiscal en Paraguay. Antes de esta denuncia, Barakat —quien tiene apoyo en la comunidad árabe de Ciudad del Este— ya había sido investigado en Argentina. Por orden de Galeano, en diciembre de 2006, fue detenido en Brasil, luego de haber huido del Paraguay a Chile, y tuvo un pedido de extradición paraguayo. No por una causa vinculada al terrorismo sino por violación a los derechos de autor de "Play Station".Con ese delito menor es que en Paraguay los servicios de inteligencia querían interrogarlo por los videos de comandos suicidas encontrados en sus locales. La policía paraguaya secuestró videos grabados en discos compactos en los que se ven discursos del secretario general de Hezbollah, Hassan Nasrallah, haciendo apología de los que "se inmolaron por defender la patria", en Líbano.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario