Información Gral

Detienen a cinco jóvenes acusados de violar a una adolescente en una carpa

La chica, de 14 años, estaba con ellos la noche de fin de año, en un camping de Miramar. La encontró su mamá, rodeada por los jóvenes.

Jueves 03 de Enero de 2019

Una adolescente de 14 años fue violada por cinco jóvenes en un camping de la ciudad bonaerense de Miramar, que fueron denunciados, detenidos y alojados en la Cárcel de Batán.

Los cinco jóvenes acusados de abusar sexualmente a la adolescente de 14 años durante los festejos de Año Nuevo en el Camping El Durazno, de la localidad balnearia de Miramar, fueron indagados ayer por la fiscal de la causa y seguirán detenidos, informaron fuentes judiciales.

Tras la indagatoria, la fiscal marplatense Florencia Salas pidió a la Justicia de Garantías que disponga la detención formal de los cinco sospechosos, quienes, mientras tanto, quedaron alojados en la Unidad Penal 44 de Batán.

Fuentes judiciales informaron a Télam que Lucas Pitman, de 21 años; Emanuel Díaz, de 23; Tomás Jaime, de 23; Roberto Costa, de 21, y Juan Cruz Villalba, de 23, declararon ayer a la tarde en la fiscalía y fueron imputados de "abuso sexual agravado con acceso carnal".

Las indagatorias terminaron cerca de las 15.45, cuando los cinco acusados fueron retirados custodiados y esposados de los Tribunales de Mar del Plata, donde unos 30 de sus familiares gritaban "¡son inocentes!" y "¡todo va a salir bien!" mientras se agolpaban contra las rejas del edificio judicial situado en Tucumán al 2400.

Según las fuentes, los sospechosos fueron asistidos por los abogados particulares Lucas Bruno, Marcelo Jiménez y Gabriel Jiménez, y ahora quedaron a disposición del juez de Garantías Saúl Errandonea, quien debe resolver si hace lugar a los requerimientos de la fiscalía.

"Hay un montón de pericias para hacer. Ahora están a disposición del juez. Yo pedí la detención, nada más", se limitó a decir a la prensa la fiscal al abandonar los Tribunales sin dar precisiones sobre los dichos de los detenidos.

La oficina de la fiscal está ubicada en el octavo piso de los Tribunales marplatenses, donde durante toda la mañana y hasta media tarde los periodistas aguardaron noticias sobre el caso, hasta que fueron retirados primero hacia el hall y luego hasta el estacionamiento, ya que hubo momentos de tensión con los familiares de los imputados, que no querían que les tomaran imágenes.

Antes de las indagatorias, la fiscal Salas había solicitado que el personal de la Comisaría de la Mujer de Miramar y de Policía Científica secuestraran los efectos personales de los acusados -especialmente sus prendas de vestir- y la camioneta Renault Trafic blanca y la carpa tipo iglú azul que utilizaban en el camping, para que todos estos elementos sean sometidos a distintos peritajes.

Por su parte, la adolescente abusada mantuvo una entrevista con un psicólogo y se aguarda que esté en condiciones de declarar a través de una Cámara Gesell "a la brevedad", explicó la fiscal, quien estimó que si el juez lo aprueba, la diligencia podría llevarse a cabo "mañana (por hoy) o pasado (por mañana)".

A su vez, por orden de la Auditoría General de Asuntos Internos del Ministerio de Seguridad bonaerense, en las últimas horas fue desplazado de sus funciones el jefe de la Policía de Miramar, subcomisario Andrés Hugo Caballero, por considerar que los hombres a su cargo actuaron con "lentitud" en los primeros momentos de la investigación, dijeron fuentes de la cartera.

De acuerdo a la reconstrucción del hecho realizada por los investigadores, el episodio sucedió la madrugada del 1º de enero, en pleno festejo de Año Nuevo, en el Camping El Durazno, situado en el kilómetro 1 de la ruta provincial 11, a 45 kilómetros de Mar del Plata. Allí se hospedaban la víctima con sus padres, quienes viven en Mar del Plata y habían viajado un día antes hasta el vecino balneario para recibir el nuevo año.

La joven se alojó en uno de los bungalows del predio, en tanto que los cinco marplatenses acusados acamparon en una zona arbolada del camping.

Según las fuentes, los acusados son oriundos de Mar del Plata y llegaron al camping el domingo último para pasar unos días.

Los voceros detallaron que Pitman, Costa y Díaz solían surfear juntos y que este último, además, es músico.

Siempre en base a la acusación, luego del brindis de Año Nuevo la madre de la adolescente se percató de la ausencia de su hija, por lo que salió a buscarla por el camping y la encontró en una carpa junto a los acusados, todos alcoholizados.

Ante esta situación, la mujer llamó al 911 y personal policial llegó al lugar y detuvo a los jóvenes, mientras que la adolescente y su madre radicaron la denuncia en la Comisaría de la Mujer.

Y a pesar del hermetismo en la investigación, se informó que las primeras pericias confirmaron que la adolescente presentaba lesiones en la zona vaginal compatibles con un abuso sexual.

Por otra parte Leo, integrante de la banda de reggae RM2, de Mar del Plata, contó ayer a la tarde a la prensa que Díaz no forma parte del grupo desde enero de 2018, pero que durante todo el tiempo que compartió con él lo consideró como un "excelente tipo".

De todos modos, el músico aclaró que tras enterarse del caso de abuso, todos los miembros de la banda están "perplejos y dolidos".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});