Información Gral

Cuadro de Bansky logra un nuevo récord: 12 millones de dólares

Es un gran óleo que se vendió en Sotheby's, de Londres, y representa al Parlamento británico con chimpancés en lugar de los diputados humanos.

Viernes 04 de Octubre de 2019

La casa de subastas Sotheby's ha establecido un nuevo récord, al vender por más de 12 millones de dólares un gran óleo del artista grafitero Bansky, titulado "Parlamento transferido" (Devolved Parliament), en el que se puede ver a 150 chimpancés haciendo de parlamentarios en la sede de la Cámara de los Comunes. Uno de ellos está de pie y representa a la figura del primer ministro respondiendo preguntas. La identidad real de Bansky no es conocida y resulta uno de los mayores misterios del arte contemporáneo. Una cosa es segura: el hombre es ya multimillonario.

Embed

La casa de subastas británica había calculado que cerraría la puja en una cantidad entre 1,5 y 2 millones de libras (entre 1,6 y 2,2 millones de euros). Pero tras apenas 13 minutos de subasta, el precio multiplicó por más de cinco las previsiones. El óleo de 2009, que mide 2,5 metros de ancho por 4,2 de alto (el más grande conocido del grafitero y pintor) pertenecía a un coleccionista privado, aunque el público pudo disfrutar de él en Bristol —considerada la localidad natal de Banksy— durante algunos meses antes de que Sotheby's preparara la gran subasta. Este es el mayor precio alcanzado por una obra de este enigmático artista, cuyo espíritu antisistema y provocador ha cautivado a los amantes del arte en todo el mundo. Claro que sus ya varias ventas multimillonarias le están valiendo no pocas críticas. Un caso que se repite en el mundo del arte contemporáneo, donde ser "antisistema" es de rigor, pero nadie desecha cosechar millones de euros si llega la oportunidad. El grafitero de Bristol ha demostrado que no es la excepción.

Hace un año Banksy protagonizó en Sotheby's una performance: se subastaba el cuadro "Niña con globo". Nada más terminar la subasta, el lienzo —adjudicado por 1,04 millones de libras esterlinas— fue semidestruido por una trituradora. La mitad de la obra que sobrevivió es una de las más cotizadas por los coleccionistas de arte. Una empresa de Bansky,Pest Control, se encarga de verificar la autenticidad de sus obras y de vigilar que no aparezcan falsas copias. El tono contestatario del artista ha acabado así teniendo la categoría de arte políticamente correcto, y a nadie le sorprende ya ver por las calles camisetas con sus monos, ratas, policías y eslóganes provocadores. Del grafitero pobre de Bristol al millonario al frente de una gran empresa, el paso de Bansky es inocultable aún para sus devotos seguidores.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario