Información Gral

Crecen un 20 por ciento los robos en moto en Buenos Aires

La modalidad delictiva conocida como robos en moto no para de crecer en la Argentina.

Jueves 08 de Febrero de 2018

La modalidad delictiva conocida como robos en moto no para de crecer en la Argentina y sobre todo en el Area Metropolitana Bonaerense, a tal punto que en el primer mes del año hubo un incremento del 20 por ciento en este tipo de delitos que se cometen a un ritmo de alrededor de 2.300 por mes y cada vez resultan más violentos para las víctimas.

Consultado por el Diario Popular, el licenciado en Seguridad Pública, Luis Vicat, alertó que el año arrancó con todo en la comisión de este tipo de delitos.

"En este enero estamos superando al mismo mes de 2017 por un 20 por ciento. Esto es el total de hechos que se conocen, no que se denuncian. La cifra blanca es alrededor de un 25 por ciento de la real, porque la mayoría de los casos no terminan en la Justicia", advirtió.

En ese sentido, Vicat advirtió que "si hacemos una proyección, por los hechos registrados hasta ahora, a lo largo del año vamos a tener un aumento de casos en el orden del 30 o 40 por ciento con respecto a 2017".

A su vez, detalló que esta modalidad es la más común en la actividad delictiva, abarcando el 70 por ciento del total en la vía pública: "Los robos en moto están en primer lugar, seguidos por los arrebatadores. Más atrás están los pungas, que no se pueden mensurar, junto con entraderas y salideras".

Y agregó que es un abordaje en el cual "al menos la mitad de los intentos tienen éxito y en otros casos la gente se logra escapar", mientras que sostuvo que los delincuentes conjugan tres factores: "Sorpresa, temor y rapidez".

El especialista indicó que la cantidad de hechos no es lo único preocupante, sino también la metodología. "Hay una creciente violentización por parte de los asaltantes. Antes no usaban armas de fuego y ahora sí, hasta el que se baja. Mucha gente muere en ataques de ladrones en moto que le iban a robar y al no poder le dispararon. La actitud pasa por disparar ante la menor actividad de reacción de la víctima e incluso a veces sin que medie reacción", precisó.

Además, los ladrones comenzaron a utilizar variaciones más sofisticadas: "El delito ha mutado porque ya no es la clásica moto con dos tipos que se baja el de atrás, roba una cartera y sale corriendo. Ahora trabajan en equipo entre varias motos y en algunos casos tienen la cobertura de autos que van 100 metros delante haciendo la inteligencia y eligiendo las víctimas". "En algunos casos el arrebatador se baja del auto y la víctima no llega a ver la moto. El delincuente la arrebata y en vez de volver al auto que sigue el hecho de lejos, corre hacia la moto que pasa y lo levanta, para que luego los dos vehículos huyan a toda velocidad", comentó Vicat sobre una de estas nuevas formas de robo.

"Para evitar los asaltos, la gente ya no lleva el maletín en el asiento del acompañante ni abajo, porque los ladrones en moto rompen el vidrio y tantean ahí. Entonces ahora los delincuentes aprovechan los semáforos y uno rompe el vidrio de atrás para que el otro meta medio cuerpo en el auto y se lleve todo lo que hay en el asiento trasero", puntualizó.

También puede haber mayor vehemencia en los ladrones. Al respecto, Vicat señaló que "puede pasar que dos motos encierren a un auto y le rompan simultáneamente los vidrios, entonces uno distrae y él otro roba" o una situación aún peor: "También ocurre que directamente busquen la anulación del conductor. Es decir, rompen el vidrio, le pegan una trompada al conductor, se llevan los artículos personales y después huyen".

En estos casos, las estadísticas exhibieron que el 90 por ciento de los objetos robados son dinero, documentación personal, celulares, automotores y motos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario