Información Gral

Conflicto diplomático por un cotejo de hockey sobre hielo con los kelpers

Fue el primer partido en la historia que la selección nacional disputó contra un equipo de las Malvinas. Se dio en un torneo en Miami.

Jueves 19 de Septiembre de 2019

El primer partido en la historia que la selección argentina de hockey sobre hielo disputó contra un equipo de los kelpers que ocupan las islas Malvinas en un torneo privado jugado en la ciudad estadounidense de Miami desató un escándalo diplomático.

El diferendo ocurrió durante el torneo de Hockey sobre hielo Latam Cup 2019, un certamen que se disputó en las cercanías de Miami, publica la web del diario Página 12.

La Asociación Argentina de Hockey sobre Hielo y en línea (Aahhl) fue la que permitió que se realizara el partido, que para la Cancillería representó otro intento del gobierno kelper de presentar a las Islas como una entidad diferenciada de la República Argentina.

La Cancillería en Buenos Aires pidió explicaciones a los organizadores del torneo privado que se disputó entre el 6 y el 9 de septiembre y albergó a 21 selecciones y equipos, entre ellos el conjunto de Stanley, el nombre del equipo que representó los isleños, el mismo que utiliza Gran Bretaña para denominar a la ciudad de Puerto Argentino, la capital de las islas Malvinas.

Además de este conjunto Sub16, los isleños se presentaron bajo el nombre de Resto del Mundo, en el combinado mayor. Argentina y Resto del mundo (Falklands) no se enfrentaron pero sí lo hicieron en la categoría Sub 16, es decir, hubo partido ante Stanley. Por su parte, los dirigentes argentinos de la selección de hockey sobre hielo sabían de la presencia de los kelpers en el certamen, pero dijeron que no podían bajarse "porque ya habían sacado los pasajes". "Nos enteramos de la presencia de los malvinenses un mes antes, cuando ya habíamos comprado los pasajes a Miami", le explicó al País Héctor Iannicelli, presidente de la Asociación Argentina de Hockey sobre Hielo y en línea (Aahhl).

Según el dirigente argentino, la asociación aclaró que "de ninguna manera" iban a jugar contra un equipo malvinense en primera pero sí en "segunda", por tratarse de un torneo "menor". Además, solicitaron que los combinados isleños no llevaran el nombre de Falklands ni Malvinas, algo que se confirmó desde la organización del torneo.

"Por eso, cambiamos a Stanley porque nuestra meta es desarrollar el hockey entre los más jóvenes", contó Juan Carlos Otero, presidente de Amerigol Miami, empresa organizadora del certamen.

Otero explicó que los jugadores de Stanley llegaron al certamen "por intermedio de Chile". "Cada país tiene dos asociaciones y una de ellas, como no podían conseguir jugadores, se contactó con ellos, que suelen jugar torneos en Punta Arenas -la principal ciudad del sur chileno-. Como al final Chile consiguió tener su propio equipo, los malvinense me dijeron de participar", relató el organizador. Tras tomar conocimiento de esta situación, el Ministerio de Relaciones Exteriores de la Argentina instruyó al cónsul Leandro Fernández Suárez para que realice gestiones ante los organizadores del torneo, "a fin de hacer presente el rechazo y la preocupación del gobierno por esta situación". Y agregó: "Resultaría funcional a la finalidad de presentar a las Islas Malvinas como si se trataran de una entidad diferenciada de nuestro país".

En tanto, la Cancillería inglesa protestó en junio de este año por un torneo de ajedrez disputado en las islas Malvinas en marzo en el que participaron ex combatientes argentinos. Del 26 al 28 de marzo se llevó a cabo en las Islas Malvinas, la Copa Islas del Sur, organizada por la Federación Argentina de Ajedrez en conjunto con el Circulo de Ajedrez de Martelli (provincia de Buenos Aires) y contó con la participación de varios ex combatientes de Malvinas, quienes volvieron luego de muchos años a las Islas.

A la par del torneo y en el marco de estas históricas jornadas de ajedrez en las Islas se disputo el Match de Ajedrez Islas del Sur entre el coronel José Jiménez Corbalán (Argentina) y el teniente de la Royal Navy Marc Villiers Towsend (Gran Bretaña).

Sin embargo, la Cancillería británica se pronunció en apoyo de la Federación de Ajedrez local (ECF) en la persona del ministro de Relaciones Exteriores, Jeremy Hunt, al calificar de "inaceptable" y definir como "clandestino" el certamen al que consideró como "una provocación diplomática" por haber invadido el ámbito que administra.

La controversia se inició al querer validar la Federación Argentina de Ajedrez (Fada) este torneo dentro del ranking internacional (ELO), lo que provocó la airada reacción británica, que llegó inclusive hasta la publicación de algunas fotos de pasadas manifestaciones argentinas en contra del Reino Unido.

"La Fada tiene un estatuto y las islas Malvinas pertenecen a la Argentina, así que vamos a apelar la decisión de FIDE de no dar por válido este torneo, y de hecho lo vamos a repetir el año próximo en el mismo lugar", indicó Petrucci al ser entrevistado por Télam.

"Este tema ya lo conversé con la Cancillería argentina y es normal que sus autoridades no se hayan expedido en este asunto, ya que no existió ningún incidente", dijo..

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario