Información Gral

"Confiamos en que la Justicia en otra instancia lo liberará"

El presidente Mauricio Macri recibió ayer a Luis Chocobar, efectivo de la Policía Local de Avellaneda, quien baleó y mató a un delincuente que apuñaló diez veces a un turista estadounidense en el barrio porteño de La Boca, y que fue procesado y embargado por 400 mil pesos por la Justicia.

Viernes 02 de Febrero de 2018

El presidente Mauricio Macri recibió ayer a Luis Chocobar, efectivo de la Policía Local de Avellaneda, quien baleó y mató a un delincuente que apuñaló diez veces a un turista estadounidense en el barrio porteño de La Boca, y que fue procesado y embargado por 400 mil pesos por la Justicia.

De la reunión, que se desarrolló en Casa de Gobierno, participó también la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich. La Justicia procesó anteayer por homicidio y embargó por 400 mil pesos a Chocobar, de 30 años, luego de que el juez interviniente en la causa, Enrique Gustavo Velázquez (a cargo del Juzgado Nacional de Menores 1 de la Ciudad de Buenos Aires), consideró que "se excedió en el uso de su legítima defensa".

En un gesto de reconocimiento a su labor, Macri lo recibió ayer en la Casa de Gobierno y, a través de las redes sociales, hizo público su "apoyo" al policía que "defendió a un turista estadounidense que había sido brutalmente apuñalado en un intento de robo", según expresó el mandatario a través de Facebook. "La noticia de la gratitud del turista con él conmovió a miles de argentinos, pero ayer nos enteramos que Luis será embargado por 400 mil pesos mientras se resuelve la causa por la muerte de uno de los ladrones", indicó el presidente.

"Hoy lo recibí en la Casa Rosada. Quería ofrecerle todo mi apoyo, decirle que lo acompañamos y que confiamos en que la Justicia en otra instancia lo liberará de todo cargo, reconociendo su valentía", sostuvo.

La ministra Bullrich también se expresó al respecto en las redes sociales e indicó que Chocobar "actuó en cumplimiento de su deber de Policía y así debe ser interpretado. Queremos defender a los policías que cuidan a la gente y no que terminen acusados o presos".

El 8 de diciembre pasado, dos delincuentes interceptaron al turista norteamericano Frank Joseph Wolek, de 60 años, quien caminaba por el barrio porteño de La Boca, en Olavarría y Garibaldi.

De acuerdo a la pesquisa de la Policía de la Ciudad, durante el asalto, uno de los dos ladrones apuñaló una decena de veces en el pecho al turista, quien cayó al suelo gravemente herido.

Tras el ataque, ambos delincuentes salieron corriendo, pero mientras uno logró escapar, otro de ellos fue interceptado a tres cuadras, en Irala y Suárez, por dos transeúntes que habían visto el ataque y lo retuvieron en el piso. Poco después llegó al lugar Chocobar vestido de civil, quien se identificó como policía y, según declaró después, disparó al delincuente en la zona abdominal porque éste hizo un gesto como que si estuviera por sacar un arma mientras trataba de huir. El ladrón, identificado como Pablo Kukok, de 18 años, fue trasladado al Hospital Argerich, donde fue operado por las lesiones sufridas en el hígado, intestino delgado y colon, y murió cinco días después. El turista estadounidense recibió el alta 20 días después, tras permanecer internado en terapia intensiva en el mismo centro de salud luego de ser operado por haber sufrido lesiones en la aurícula izquierda y en el ventrículo derecho, un puntazo en cada pulmón y otras seis heridas.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario