Información Gral

Condenan a 17 años de prisión al español que mató a una argentina

La Audiencia de la ciudad española de Las Palmas condenó ayer al militar español que mató en 2016 a Lorena Mazzeo.

Miércoles 08 de Mayo de 2019

La Audiencia de la ciudad española de Las Palmas condenó ayer a 17 años y tres meses de cárcel a un militar español que mató en 2016 a Lorena Mazzeo, una joven argentina, en el departamento de la víctima, publican la agencia EFE y la web del diario Clarín.

El jurado popular declaró por unanimidad -nueve votos a favor- probado que el 23 de octubre de ese año el procesado, Félix Daza Cabeza, estranguló con el cable de la ducha a su víctima, por lo que lo considera culpable de un delito de asesinato y otro de hurto, ya que además se quedó con algunas de sus pertenencias.

Los hechos por los que fue juzgado se produjeron en octubre de 2016, cuando la joven fue hallada muerta en su domicilio de Puerto del Rosario, donde los bomberos localizaron su cuerpo en el interior de la bañera, con el cordón de la ducha en el cuello y sin más signos exteriores de violencia.

La detención del asesino, que en aquel momento se encontraba destinado en el Regimiento militar Soria 9, en Puerto del Rosario, se produjo dos meses después.

El día del femicidio, el militar acudió al domicilio de la joven argentina, a la que había llamado varias veces antes, según se comprobó al analizar los registros de su teléfono móvil. De acuerdo a la versión que dio el acusado, la había contratado como prostituta.

En su declaración en el juicio, Daza Cabeza, indicó que hasta ese día no había llegado a verla en persona nunca, y así contradijo en parte su propio relato inicial y el de un testigo al que contó semanas después cómo la había matado.

Conforme a una declaración leída al tribunal por el fiscal del caso, el procesado dijo en su momento a ese testigo: "La maté porque quise. Era una puta y no se va a reír más de mí".

La fiscalía sostuvo que esas palabras revelaban una alevosía y una premeditación que convertían ese crimen en un asesinato, por el que solicitó una condena de 21 años de cárcel.

Frente a ese planteamiento, el condenado aseguró que ese día "fue la primera y la única vez" que vio a la persona fallecida y que, si la había llamado antes al móvil, fue porque solía recurrir a prostitutas con frecuencia, pero siempre otras mujeres, no ella.

Además, afirmó que la mató por accidente, debido a que, una vez que habían acabado de mantener relaciones sexuales, ella se metió en la bañera cuando él iba a ducharse para irse, y lo animó a practicar "ciertos juegos" de tipo sadomasoquista, que se le habrían ido de las manos, llegando a estrangularla.

Para el tribunal, la muerte de la joven argentina "no fue accidental, ni fruto de un exceso no querido pero no evitado".

"Nada es justo"

La madre de la joven, Isabel Olivera Bustamante, estuvo en el juicio. "Nada es justo, él tiene una condena, pero en un tiempo va a salir. Pero mi hija tiene una condena, que es no tener nunca más una Navidad, ni un cumpleaños", dijo y cuestionó que Daza Cabeza no se haya arrepentido en el juicio. "Mi hija vivía sola, no tenía defensa y por eso él pensó que nadie la iba a encontrar, que nadie iba a reclamar por su vida. Pero no sabía que, a la distancia, nos comunicábamos todo los días", aseguró. También cuestionó que durante el juicio "parecía que se la juzgaba más a ella que a él. No importa qué hacía mi hija, si hubiese vendido caramelos en la puerta del cuartel, igual se habría ensañado con ella".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});