Información Gral

Comparan mordeduras para hallar al violador y asesino de una mujer

El autor del crimen le dejó marcas en los brazos que los forenses analizan y comparan con las de tres sospechosos. El femicidio ocurrió en Virreyes.

Jueves 03 de Enero de 2019

Una mujer con retraso madurativo fue hallada violada, golpeada y estrangulada en su casa de la localidad bonaerense de Virreyes Oeste, y para esclarecer el caso será clave la comparación de la dentadura de tres sospechosos del hecho con las mordeduras que el asesino dejó en los brazos de la víctima, informaron ayer fuentes judiciales y policiales.

La víctima fue identificada como Elizabeth Alejandra Toledo, de 47 años, quien, de acuerdo al testimonio de su familia, tenía un retraso madurativo y por su homicidio la Justicia tiene en la mira a sus últimas tres parejas, con las que convivió en forma alternada en el mismo sitio donde se cometió el crimen.

Si bien trascendió ayer, el cadáver de Toledo fue hallado el domingo alrededor de las 6 de la madrugada en una habitación de madera tipo altillo, en el segundo nivel de una precaria vivienda ubicada en Boedo y Gorriti, del barrio Presidente Perón, en Virreyes Oeste, partido de San Fernando, en el noreste del conurbano bonaerense.

El cuerpo de la víctima estaba desnudo y con visibles golpes en el rostro y boca arriba en uno de los colchones tirados en ese ambiente desamoblado.

La autopsia determinó después que Toledo había sido sometida sexualmente por vía vaginal y anal, que le habían dado una paliza -sobre todo golpes en la cabeza-, y que la causa de muerte fue un estrangulamiento manual.

Los médicos forenses además encontraron en los antebrazos de la víctima marcas de mordeduras que podrían terminar siendo clave para esclarecer el asesinato.

El caso comenzó a ser investigado por la fiscal Bibiana Santella, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) de Violencia de Género de San Fernando, y efectivos de la comisaría Virreyes Oeste, la 4ª de San Fernando.

La actual pareja de Toledo, un hombre identificado como Miguel Saturnino Rolón, de 51 años, fue la persona que llamó al 911 para reportar el hallazgo del cuerpo.

Si bien primero declaró como testigo, la fiscal Santella luego le comunicó que quedaba imputado e investigado como sospechoso, pero no es el único.

"Esta mujer convivió en ese sitio con tres hombres, con algunos de ellos hasta hace poco y con todos tuvo relación de pareja, según declararon los testigos", dijo a Télam una fuente judicial. Por ello, aparte de Rolón, la fiscal tiene en la mira a otra ex pareja identificada en la causa como "el tío Jorge" y a otro hombre llamado "Fernando", quienes también están bajo investigación.

En ese marco, una de las primeras medidas que ordenó Santella es que los expertos en odontología forense de la Policía Científica de La Plata que ya trabajan en el caso tomen a cada uno de los tres sospechosos un molde con una muestra de sus mordeduras.

"Estos expertos cotejarán la impronta de la mordida que dejó el asesino en los antebrazos de la víctima con las marcas que deja la mordedura de cada uno de los investigados. Es como una huella digital, nadie tiene la misma mordida", explicó a Télam un investigador judicial.

La misma fuente adelantó que de acuerdo a lo que ven los peritos odontólogos, al autor del crimen le falta alguna pieza dental, pero también sucede lo mismo con los sospechosos.

Las pruebas de ADN también van a ser claves para esclarecer el caso, ya que la fiscal ordenó que se tomen hisopados vaginales y anales en busca de semen, así como también muestras del cuello de la víctima y de la zona de la mordedura, para ver si el asesino dejó en alguno de esos sitios su perfil genético.

"Que aparezca ADN de los sospechosos en la casa no será algo inusual porque los tres vivieron allí. Lo importante es el ADN que se encuentre en el cuerpo de la víctima", afirmó el investigador consultado.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});