Información Gral

Comienza la última fase del intento de rescate de Julen

El niño de solo dos años cayó a un pozo de 110 metros hace nueve días. Hoy se intentará llegar a él desde un túnel construido en paralelo.

Martes 22 de Enero de 2019

El rescate de Julen, el chico de solo dos años que cayó a un pozo en Málaga, España, dio un paso más ayer a la noche. Los equipos de rescate terminaron finalmente la excavación del túnel vertical paralelo al pozo en el que cayó el menor hace 9 días, según el diputado del Consorcio Provincial de Bomberos de Málaga, Francisco Delgado.
Hoy, una vez logren entubar el pozo y añadir unas medidas extra de seguridad, que les llevarían entre 12 y 14 horas, podrán finalmene descender los rescatistas. Por lo tanto, será sobre el mediodía español de hoy cuando los mineros de la brigada de salvamento de la empresa minera estatal Hunosa puedan descender y empezar la construcción de una galería horizontal hacia el hueco a 71 metros bajo tierra, donde se considera que está el pequeño, bajo un tapón de materiales. Según las dificultades que podrían encontrarse se estima que puedan tardar hasta 24 horas. Deben trabajar con herramientas de mano, como martillos neumáticos o sencillamente manuales. El trabajo es delicado por el riesgo de derrumbes que conlleva. Fuentes de Hunosa, la empresa pública del sector energético-minero, explicaron al diario El Mundo que han viajado al lugar de la emergencia ocho hombres, entre ingenieros y brigadistas, "todos especializados en rescates mineros", dotados con "respiradores y autorrescatadores para personas" con la finalidad de llegar hasta el niño. Será una intervención "manual", con piqueta y, como mucho, herramientas mecánicas tipo martillo neumático "para poder maniobrar un rescate en el último tramo, evitando que la maquinaria pueda derrumbar" el pozo y lesionar al pequeño, explicaron los especialistas.
La familia del niño, que sigue los trabajos con esperanza desde primera línea, está recibiendo atención psicológica por un equipo de profesionales que intenta controlar y regular sus emociones ante la incertidumbre por el rescate y en unas circunstancias que son totalmente excepcionales. Francisca Ruiz, vicedecana del Colegio de Psicólogos de Andalucía Oriental, ha explicado que, desde el pasado día 13, dos especialistas están permanentemente con los padres del niño y sus familiares, y se van rotando entre los diferentes compañeros. Pretenden prevenir posibles trastornos posteriores, como el estrés postraumático o crisis crónicas de ansiedad. La vicedecana ha señalado que se están encontrando con "muchos picos" de emociones, a raíz de las noticias que llegan por parte de los técnicos con respecto al rescate de Julen, y su labor es "regular esos picos y que puedan estar lo más serenos posible para manejar la situación".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});