Información Gral

Citan a indagatoria a cinco vigiladores por el crimen de María Marta

Trabajaban en el Country Carmel el día del asesinato. Los fiscales también sospechan del vecino Pachelo y de una amiga de la socióloga

Jueves 26 de Octubre de 2017

Cinco de los vigiladores que trabajaban en el Country Carmel del partido bonaerense de Pilar cuando hace 15 años fue asesinada María Marta García Belsunce fueron citados ayer a prestar declaración indagatoria por los nuevos fiscales de la causa, informaron fuentes judiciales.

Son Norberto Glennon, Ramón Ortiz, Eduardo Vera, Víctor Hugo Contreras y Ramón Alfredo Acosta, quienes hasta ahora siempre habían declarado como testigos en la causa.

Fuentes judiciales informaron que la indagatoria para estos ex vigiladores había sido solicitada hace unos días por el abogado Gustavo Hechem, quien representa como particular damnificada a María Laura García Belsunce, hermana de la víctima.

Luego de analizar el escrito de la querella, los fiscales de Pilar, María Inés Domíguez y Andrés Quintana, quienes instruyen la causa desde que en diciembre pasado el viudo Carlos Carrascosa, de 72 años, fue absuelto por el Tribunal de Casación, ordenaron sus indagatorias.

"Pedimos que sean indagados por los mismos delitos que a Nicolás Pachelo, de 41 años, y su ex mujer Inés Dávalos Cornejo, de 39, es decir, por robo agravado y homicidio criminis causa. Estuvieron en el lugar del hecho en un radio muy cercano y son sospechosos", dijo el abogado Hechem.

La hipótesis histórica de la familia García Belsunce es que aquel 27 de octubre de 2002 María Marta, de 50 años, llegó a su casa de Carmel antes de lo previsto y fue asesinada por personas que estaban robando en su casa y la sospecha es que el vecino Pachelo y los vigiladores podían estar involucrados.

Los fiscales Domínguez y Quintana fijaron para el próximo 3 de noviembre la declaración indagatoria del principal sospechoso, Pachelo, que había sido pospuesta por un viaje de su abogado.

En tanto, ayer declaró en la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 2 de Pilar, María Victoria Stupenengo, una ex amiga de Dávalos -se pelearon por los robos que Pachelo organizaba en las casas de amigos-, que les dijo a los fiscales que el día del crimen estuvo con la imputada entre la tarde y la noche cuando fueron juntas a un recital de Diego Torres y así avaló la coartada que su ex amiga dio en su indagatoria del 13 de octubre.

En aquella declaración ante los fiscales, que duró nueve horas, Dávalos dijo que era inocente, que el día del crimen se fue a las 14 de Carmel en combi con dos de sus hijos rumbo a Capital Federal, negó ser la "Dama de Rosa" que fue vista merodear la casa del matrimonio Carrascosa y aceptó someterse a los estudios de ADN.

En la escena del crimen de María Marta fueron halladas manchas de sangre que al ser analizadas revelaron la presencia de dos perfiles de ADN masculinos y uno femenino, que nunca fueron identificados y dieron negativos con todos los familiares, conocidos y sospechosos.

La sospecha es que María Marta luchó y alcanzó a lastimar a dos hombres y una mujer antes de ser asesinada.

El ADN femenino distinto al de la víctima que será cotejado con el perfil de Dávalos se encontró en la alfombra de la antesala del baño donde a María Marta la asesinaron de seis balazos en la cabeza con un arma calibre .32, cinco de los cuales penetraron en el cráneo y el sexto rebotó y se transformó en la famosa "bala-pituto", que la familia arrojó por el inodoro.

Los fiscales podrían tomar la misma medida para que los ex vigiladores ahora citados a indagatoria entre fines de noviembre y principios de diciembre se sometan a los estudios para establecer si alguno de ellos es la fuente de uno de los ADN masculinos.

María marta. Asesinada en 2002.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario