Información Gral

Chocó y se incendió un petrolero con un millón de barriles de combustible en China

Se teme que hayan muerto carbonizados los 32 tripulantes del buque, que ayer aún ardía fuera de control. En la otra nave no hubo ningún herido

Lunes 08 de Enero de 2018

Los 32 tripulantes de un petrolero iraní estaban desaparecidos después de que su barco chocara con un buque mercante y se incendiara cerca de la costa oriental china, según dijeron las autoridades. Se teme que los 32 desaparecidos hayan fallecido, ante las imágenes del buque como una gigantesca tea flotante.

Tras la colisión, que se produjo el sábado hacia las 20 hora local, el buque, que transportaba 136.000 toneladas de hidrocarburos ligeros ("condensados"), "se incendió completamente", indicó el ministerio de Transportes chino en un comunicado. Los desaparecidos —30 iraníes y dos bangladeshíes— navegaban en el petrolero Sanchi, que ayer por la mañana seguía a flote y aún en llamas, según las autoridades marítimas chinas, que enviaron barcos de la policía y tres buques de limpieza a la zona. También la Guardia Costera surcoreana envió un barco y un avión para ayudar en las tareas de búsqueda y rescate. Pero el aspecto que presentaba a distancia el buque tanque era aterrador. Toda la estructura había tomado un tinte gris oscuro por las llamas, que continuaban activas en un sector del casco. La nave estaba a la deriva. La enorme temperatura que alcanza el casco de hierro en este tipo de incendios hace imposible subir a bordo en forma inmediata para buscar sobrevivientes.

El barco, registrado en Panamá, navegaba de Irán a Corea del Sur cuando colisionó con el mercante CF Crystal, con bandera de Hong Kong, a 257 kilómetros (160 millas) de la costa, según el Ministerio chino de Transportes. Los 21 miembros de la tripulación del mercante, todos ciudadanos chinos, fueron rescatados.

En un primer momento no estaba claro qué había provocado la colisión, así como el alcance del derrame provocado por el accidente. Luego se conoció que había chocado con el mercante Crystal. Ayer por la tarde se desconocía si el petrolero seguía vertiendo crudo. El Sanchi transportaba 136.000 toneladas métricas (casi un millón de barriles) de condensado, un tipo de petróleo ultraligero, según las autoridades chinas. En comparación, el Exxon Valdez llevaba 1,26 millones de barriles de crudo cuando derramó 260.000 barriles sobre la bahía del Príncipe Guillermo, en Alaska.

El barco incendiado ha operado bajo cinco nombres distintos desde su construcción en 2008, según la Organización Marítima Internacional, de Naciones Unidas. La IMO tenía registrado como propietaria del buque a la firma con sede en Hong Kong Bright Shipping en representación de la National Iranian Tanker Co., una firma que cotiza en bolsa en Teherán. La firma iraní se describe a sí misma como "gestora de la mayor flota de petroleros en Oriente Medio".

Treinta de los 32 tripulantes del Sanchi eran iraníes, según dijo a Associated Press un funcionario del Ministerio iraní de Petróleo, que habló bajo condición de anonimato porque no estaba autorizado a informar a la prensa. "No tenemos ninguna información sobre su estado", dijo. "No podemos decir que todos murieron, porque los equipos de rescate están allí trabajando".

El petrolero, señaló el funcionario, era propiedad de National Iranian Tanker Co. y estaba arrendado a una firma surcoreana, Hanwha Total Co. El barco viajaba hacia Corea del Sur, añadió. Hanwa Total es una firma conjunta al 50 por ciento entre la empresa de Seúl Hanwha Corp y la gigante petrolera francesa Total. Total no respondió en un primer momento a una petición de comentarios.

Es la segunda colisión de un barco de National Iranian Tanker Co. en menos de un año y medio. En agosto de 2016, uno de sus petroleros chocó con un barco suizo que transportaba contenedores en el estrecho de Singapur. Ambos buques sufrieron daños, aunque no hubo heridos ni derrames de crudo.

En paralelo a las operaciones de búsqueda, Pekín trata de contener el impacto ambiental. Envió al lugar ocho navíos, de los cuales varios destinados a las operaciones de limpiez. El objetivo es "evitar cualquier desastre secundario" fruto de la colisión, precisó el ministerio de Relaciones Exteriores.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario