Información Gral

China exige a Canadá que libere a la vice de Huawei, detenida a pedido de EEUU

Es hija del fundador de la empresa, número tres del mundo en venta de celulares. La puja global entre Pekín y Washington es la razón de fondo.

Viernes 07 de Diciembre de 2018

China exigió a Canadá que libere a la vicepresidenta de Huawei detenida a pedido de la Justicia de Estados Unidos. La directora financiera de Huawei, Meng Wanzhouy, es hija del fundador de la empresa china. El conflicto amenaza complicar las delicadas negociaciones comerciales entre Pekín y Washington que se plasmaron el sábado pasado en una reunión de nivel presidencial en Buenos Aires.

Meng Wanzhou directora financiera y vicepresidenta e hija del fundador de Huawei, Ren Zhengfei, fue detenida el sábado pasado en Vancouver y se enfrenta a un proceso de extradición a Estados Unidos, informó el Departamento de Justicia canadiense. Está acusada de intentar evadir las restricciones legales estadounidenses al comercio con Irán. Estados Unidos considera al menos desde 2012 que Huawei y otros proveedores de tecnología chinos son fachadas para el espionaje de Pekín, además de competidores comerciales desleales que se benefician de subsidios y barreras comerciales indebidas. Estados Unidos acaba de llamar a los países aliados a no contratar los productos de Huawei.

La detención se hizo pública en un momento muy delicado, tras el anuncio el sábado pasado en Buenos Aires de una tregua en la guerra arancelaria entre Estados Unidos y China. Meng fue arrestada en Vancouver el sábado, el mismo día que los presidentes Donald Trump y Xi Jinping se reunieron en Buenos Aires y anunciaron un acuerdo preliminar.

Las bolsas asiáticas cayeron tras conocerse la noticia por temor a nuevas tensiones entre las dos mayores economías del mundo. El índice de referencia de la Bolsa de Hong Kong, el Hang Seng, perdió un 2,5 por ciento y el DAX alemán retrocedió un 1,8 por ciento.

El gobierno chino dijo que Meng no violó ninguna ley estadounidense ni canadiense y exigió que Canadá "corrija inmediatamente el error" y la deje en libertad. Pekín pidió a Washington y Ottawa que "liberen de inmediato a la persona detenida" y además expliquen el motivo de su arresto, informó un vocero del Ministerio de Exteriores chino, Geng Shuang. La detención de Meng "sin una explicación" so bre los cargos en su contra violó sus derechos humanos, agregó. En verdad, el Departamento de Justicia canadiense dio esa explicación: que la mujer es requerida bajo cargos penales por la Justicia de Estados Unidos.

El Ministerio de Comercio chino afirmó además que Pekín estaba "intentando evitar que el caso interrumpa" los avances para poner fin a su guerra comercial con Estados Unidos. Un portavoz del departamento, Gao Feng, apuntó que China cumplirá de inmediato su parte del acuerdo y que confía en poder cerrar un pacto comercial en 90 días, el plazo concedido por Donald Trump para demorar la imposición de nuevos aranceles.

Huawei, que es el mayor proveedor mundial de equipos de red empleados por las empresas de telefonía e internet, ha estado en el centro de serias preocupaciones de seguridad estadounidenses. Washington ha presionado a sus aliados europeos y a otros socios para que limiten el uso de su tecnología. Estados Unidos considera que Huawei depende del Partido Comunista chino, que son aliados y sirve de fachada como otras empresas tecnológicas chinas para el espionaje de Pekín. Además, el gobierno de Trump los considera competidores comerciales desleales que se benefician de subsidios y barreras comerciales indebidas.

El aumento de los aranceles a las importaciones chinas decretado este año por Trump parte de las quejas de que China presiona a las empresas extranjeras para que entreguen su tecnología a sus obligados socios locales. A los estadounidenses también les preocupa que Pekín se apalanque en el crecimiento de sus empresas en el extranjero para conseguir una ventaja estratégica. "Estados Unidos está reforzando la contención de China en todos los aspectos", apuntó Zhu Feng, experto de la Universidad de Nanjing. Al atacar a Huawei, una de las firmas más exitosas del país, "provocará un sentimiento antiamericano en China. El incidente podría convertirse en un punto de inflexión".

El mes pasado, Nueva Zelanda impidió que una empresa de telefonía móvil usara equipos Huawei, apuntando que suponía un "riesgo significativo para la seguridad de la red". En agosto, Australia vetó a la empresa para trabajar en la red de quinta generación (5 G) del país por razones de seguridad. El miércoles, el operador de telefonía británico BT, anunció que estaba retirando los equipos de Huawei del centro de sus redes de telefonía móvil.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});