Información Gral

Casi 20 mil pasajeros varados por una protesta de empleados de Aerolíneas

La medida provocó la cancelación más de 155 vuelos en Buenos Aires y el interior. El gobierno persigue un ajuste y se niega a firmar aumentos.

Viernes 09 de Noviembre de 2018

Más de 155 vuelos de Aerolíneas Argentinas debieron ser cancelados ayer por asambleas de trabajadores de la empresa en distintos aeropuertos del país, situación que afectó a más de 18.000 pasajeros, según confirmaron fuentes de la compañía.

La protesta por reclamos salariales, que protagonizan los gremios de pilotos (Apla y Uala), así como el personal de tierra agrupado en la Asociación del Personal Aeronáutico (APA), los técnicos de Apta y la Unión del Personal Superior (Upsa), se realizó entre las siete y las 10, pero sus consecuencias se reflejaron en los servicios de toda la jornada.

La gerencia de Aerolíneas denunció ante el Ministerio de Producción y Trabajo a los gremios que paralizaron la actividad en Ezeiza, Aeroparque y numerosos aeropuertos del país, entre ellos Rosario. Lo hizo a través de una carta firmada por el gerente de Relaciones Laborales, Juan Abdo, y solicitó una "urgente intervención".

El reclamo laboral no fue debidamente explicado por los gremios pero se supone en protesta a que el 1º de octubre pasado venció la paritaria salarial sin que la empresa estatal les haya firmado un incremento.

Además, estaría la resistencia sindical a una serie de medidas que impulsa el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, y que pasan por reformar el régimen de licencias, acortar las noches de posta de los tripulantes y simplificar los trámites de despacho de pasajeros.

Con relación a las licencias, el gobierno busca reducir los días de licencia por cumpleaños. Hoy los pilotos tienen libre el día de su cumpleaños y el posterior también.

Sobre las noches de posta, hoy son tres las noches que la tripulación duerme en Roma por cada viaje que realiza. Es más que los días que tienen otras compañías.

Sobre los despachos, la intención de Transporte es que se pueda elaborar toda la documentación de los vuelos desde un solo lugar, como lo hacen otras empresas, y no tener empleados ad hoc en cada aeropuerto, en el país y en el exterior.

Otra cuestión son las tareas en rampa: hoy para cargar combustible en un avión tiene que ir un mecánico de Aerolíneas junto con el empleado de la petrolera y un chofer, porque el mecánico no maneja. En las otras compañías lo hace sólo el empleado de la petrolera.

El gobierno de "Cambiemos" designó hasta el momento, en casi tres años de gestión, a tres presidentes de Aerolíneas. La primera fue Isela Costantini (ex titular de General Motors Argentina) cuyo estilo fue elogiado por los gremios y criticado desde el gobierno por sus concesiones salariales. Costantini fue reemplazada por Mario Dell'Aqua (ex directivo de Techint) quien también se alejó este año pero para hacerse cargo de la también estatal Enarsa. Él sí conformó al gobierno.

A partir de ahí, fue designado Luis Malvido, también proveniente del sector privado, actual presidente, quien en su primer mes de gestión convocó a los gremios aeronáuticos y les planteó que debían bajar una serie de "privilegios".

En un comunicado, la empresa informó que "por una nueva medida de fuerza sorpresiva de los gremios aeronáuticos, Aerolíneas Argentinas se vio obligada a cancelar sus operaciones en la mañana de hoy (por ayer)" y que, por ese motivo, "fueron afectados más de 155 vuelos y unos 18.000 pasajeros".

Las asambleas comenzaron a partir de las 7 de la mañana. Luego de esa hora, los empleados comenzaron a reintegrarse a sus tareas, pero la normalización del servicio demandó gran parte del resto de la jornada debido a la reprogramación de los vuelos cancelados que se tuvo que hacer.

En el comunicado, Aerolíneas Argentinas reiteró su "permanente vocación de diálogo con sus trabajadores", pero advirtió que "el reclamo gremial no fue acompañado de un planteo formal a la compañía, lo que impide la posibilidad de conversar sobre las diferencias que pudieran plantearse".

También recordó que "el viernes 2, la semana pasada, hubo una medida similar del sexto gremio que agrupa a trabajadores de la empresa, la Asociación de Aeronavegantes (AAA)".

"La compañía hace sus mayores esfuerzos por reubicar a los pasajeros afectados en los vuelos más próximos a su programación original que sea posible", dijo la empresa.

No obstante, señaló que "podrán cambiar sus pasajes por otras fechas o destinos durante un lapso de 30 días, a través de la misma vía por la cual los compraron".

Los gremios, a su vez, reclamaron el pago de la totalidad de los salarios y la reapertura de las paritarias. En ese sentido el secretario general de la Asociación del Personal Técnico Aeronáutico (APTA), Ricardo Cirielli reclamó que "la empresa no pagó el 100 por ciento del salario". No obstante aclaró que "los compromisos asumidos desde el año pasado se venían cumpliendo correctamente".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});