Información Gral

Calentamiento global: en 2018 los océanos fueron más cálidos que nunca

El año 2018 fue el más caluroso registrado en los océanos del planeta, según mediciones basadas en el contenido de calor del océano hasta los 2.000 metros de profundidad.

Martes 22 de Enero de 2019

El año 2018 fue el más caluroso registrado en los océanos del planeta, según mediciones basadas en el contenido de calor del océano hasta los 2.000 metros de profundidad.

En comparación con el valor promedio de 1981-2010, la anomalía del calor de los océanos en 2018 fue de aproximadamente 19,67 x 10 elevado a 22 julios, una medida de unidad de calor. Este aumento de calor en 2018 contrasta en relación con 1981/2010, cuando fue de solo 0,91 x 10 a la 22 julios. Para tener un parámetro, es 388 veces más que la generación eléctrica total de China en 2017, y 100 millones de veces más que la energía de la bomba de Hiroshima.

Los años 2017, 2015, 2016 y 2014 se clasifican a continuación en producción de calor. Los valores se basan en un análisis de temperatura del océano realizado por el Institute of Atmospheric Physics, de la Academia de Ciencias de China.

El estudio está arrojando nueva luz sobre la cantidad de calor del agua oceánica, que ha ido aumentando a lo largo de los años. El cambio en el contenido de calor del océano se considera una de las mejores medidas, si no la mejor, para medir el cambio climático, impulsado por los gases de efecto invernadero emitidos por las actividades humanas a la atmósfera.

El calentamiento global se debe al desequilibrio energético de la Tierra causado por la emisión de mayor cantidad de gases de efecto invernadero provenientes de actividades humanas, como la quema de combustibles fósiles, la actividad agrícola y ganadera, las industrias en general. La mayor parte de ese calor extra, más del 90 por ciento, va a dar a los océanos del mundo, es absorbido por las aguas oceánicas.

El calor de los océanos se ve menos afectado por las fluctuaciones naturales que las temperaturas de la superficie y el aires, y resulta un indicador sólido del cambio climático. Por lo tanto, el récord de calor oceánico sirve como evidencia directa del calentamiento global. Los hallazgos se presentan en el número de enero de Advances in Atmospheric Sciences.

"Los nuevos datos, junto con un rico cuerpo de literatura, sirven como una advertencia adicional tanto para el gobierno como para el público en general de que estamos experimentando el calentamiento global. El calentamiento del océano y el calentamiento global se están produciendo y causan graves daños y pérdidas a ambos, economía y sociedad ", afirma en un comunicado Cheng Lijing, autor principal del estudio. También recomienda que se tomen medidas adicionales de inmediato.

Los investigadores chinos resaltan que los aumentos en el calor del océano continuarán. Las temperaturas más altas dan como resultado un aumento del nivel del mar que viene con su propio conjunto de consecuencias.

Los ejemplos incluyen el agua salada que contamina los pozos de agua dulce, una infraestructura costera comprometida y el aumento de las tormentas violentas.

El mayor contenido de calor de los océanos tiene graves consecuencias para el sistema climático mundial: ese calor produce más vapor de agua y, por lo tanto, más tormentas y lluvias más intensas. Otras consecuencias del aumento de la temperatura del agua del océano incluyen el blanqueo y la muerte de los corales, el derretimiento del hielo marino, el aumento de las olas de calor marino y los largos períodos de temperaturas superficiales extremas. La "calefacción oceánica" también se ha relacionado con el aumento de la intensidad de sequías, de olas de calor y mayores riesgos para la vida silvestre.

El estudio sobre la cantidad de calor absorbida por los océanos permite estimar mejor a los climatólogos los futuros episodios extremos, como la formación de núcleos de tormentas y huracanes en el Atlántico y el Pacífico, por ejemplo. Es evidente que este tipo de tormentas se ha incrementado en las últimas décadas, a consecuencia de la existencia de más aguas superficiales calientes,que son las que generan los núcleos de estos fenómenos. Ahora hay un instrumento más para los climatólogos que construyen modelos en sus computadoras.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});