Información Gral

Cada persona ingiere unas 100 mil partículas de microplástico al año

Los efectos en la salud por el momento se desconocen. La desintegración de la basura provoca la mayor contaminación

Sábado 08 de Junio de 2019

En promedio, una persona come al menos 50 mil partículas de microplástico por año y respira una cantidad similar, de acuerdo con el primer estudio dedicado a estimar la ingesta de contaminación plástica en humanos.

El número real probablemente sea mucho mayor, ya que sólo un pequeño número de comidas y bebidas han sido analizadas por su contaminación plástica. Los científicos informaron que tomar grandes cantidades de agua embotellada aumentaba dramáticamente las partículas consumidas.

Los impactos en la salud de la ingesta de microplástico son desconocidos, pero es posible que contengan sustancias tóxicas. Algunos trozos son lo suficientemente pequeños para penetrar el tejido humano, donde podrían desencadenar reacciones inmunológicas.

La contaminación de microplástico se genera mayormente por la desintegración de basura plástica y parece ser omnipresente en todo el planeta. Los investigadores encuentran microplástico en todos lados: el aire, el suelo, los ríos y los más profundos océanos de todo el mundo.

Han sido detectados en el agua corriente y el agua embotellada, en pescados y mariscos, y en cerveza. También fueron detectados en muestras de excremento humano, por primera vez en octubre, confirmando que las personas ingieren dichas partículas. La nueva investigación, publicada en el periódico Environmental Science and Technology, tomó la información de 26 estudios previos que medían la cantidad de microplásticos en pescados, mariscos, azúcar, sal, cerveza y agua, como también el aire de las ciudades.

Los científicos usaron las estadísticas dietarias del gobierno de Estados Unidos para calcular cuántas partículas comería una persona por año. Los adultos, cerca de 50 mil partículas de microplástico por año y los niños, cerca de 40 mil, estimaron.

¿Por qué se demoniza el plástico?

Desde la década de 1950 se han producido 8.300 millones de toneladas de plástico. El plástico es considerado un producto versátil e indispensable, pero el impacto ambiental se está volviendo más evidente. El plástico es tan profuso que los sistemas de reciclaje no pueden mantenerse a la altura y la filtración al medio ambiente es tan grande que para 2050 el plástico en los océanos va alcanzar un peso mayor que el de los peces.

En 2017, un grupo de científicos encontró fibras de plástico en agua embotellada, y se ha encontrado plástico en los estómagos de criaturas marinas en las zonas más profundas del océano. La mayor parte de los desechos plásticos termina en basurales o se filtra al medio ambiente, en donde está causando un daño enorme en ecosistemas terrestres y marítimos, generando una contaminación casi permanente. De acuerdo a académicos de los Estados Unidos, en 2015, de todo el volumen de desechos plásticos generados desde la década de 1950, sólo el 9 por ciento había sido reciclado, el 12 por ciento incinerado y el 79 por ciento acumulado en basurales o filtrado al medio ambiente.

¿Por qué se confronta a los supermercados?

Los productores de plástico incluyen locales de venta, empresas de bebidas y supermercados. Los supermercados generan más de la mitad de los desechos plásticos en Gran Bretaña, por ejemplo. Pero no aceptan revelar cuáles son las cantidades que desechan y cuáles las cantidades que reciclan.

Se está presionando a los supermercados para que reduzcan la cantidad de envoltorios plásticos y los ambientalistas dicen que son ellos los que tienen el poder de cerrar la canilla de la producción de plásticos. Muchos de los productos que le venden a los consumidores no tienen envoltorios reciclables: papel film, bandejas de plástico negro, y plástico de colores. La Asociación de Reciclaje y otros expertos creen que los supermercados podrían hacer mucho más para que los envoltorios fueran 100 por ciento reciclables y además reducir el uso de plástico.

¿Qué pueden hacer los consumidores para ayudar? La mayor parte de las comidas y bebidas no ha sido analizada, es decir que el estudio sólo estimó un 15 por ciento de la ingesta calórica de una persona. "No sabemos tanto. Hay lagunas importantes en la información que tenemos. Tenemos que profundizar," dijo Kieran Cox, que dirigió la investigación en la Universidad de Victoria, Canadá.

Es posible que otras comidas como el pan, los productos procesados, la carne, los lácteos y los vegetales, contengan la misma cantidad de plástico, dijo. "Es realmente muy probable que encontremos grandes cantidades de plástico en estos productos. Podríamos acercarnos a los cientos de miles".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario