Información Gral

Brutal paliza de policías porteños a dos jóvenes en Floresta

Los muchachos discutían de política con un tercero en la calle y fueron denunciados por un vecino. Los agentes los golpearon y detuvieron

Jueves 17 de Agosto de 2017

Dos jóvenes sufrieron una brutal golpiza a la salida de un boliche en el barrio porteño de Floresta por parte de la Policía de la Ciudad, denunció ayer la candidata a diputada por el PTS-FIT, Myriam Bregman, por lo que se abrió una investigación.

Bregman sostuvo que el ataque se produjo a las 7 del sábado en inmediaciones de un local de avenida Rivadavia al 7900, donde se realizan espectáculos de bandas de rock.

La dirigente detalló cómo se produjo el incidente y ratificó que efectivos de la Policía de la Ciudad le dieron "una brutal golpiza" a dos jóvenes. Bregman, también presidenta del Centro de Profesionales por los Derechos Humanos (CeProDH), formalizó la denuncia del caso ante la Procuraduría de Violencia Institucional (Procuvin).

La dirigente de izquierda precisó que el ataque de los efectivos se produjo cuando Alan Juárez, de 28 años, y Nicolás Romero, de 30, "discutían sobre política" con un tercer joven en una parada de colectivos. Un hombre salió de un edificio y les reclamó a los jóvenes que se retiraran del lugar porque generaban mucho ruido, a lo que ellos respondieron que sólo iban a bajar la voz, pero permanecerían en el lugar porque necesitaban viajar en el transporte público. El vecino no se conformó con la respuesta, por lo que caminó unos metros para advertir lo sucedido a unos agentes de la Policía de la Ciudad que estaban en el interior de un patrullero. Carlos Platoski, abogado del CeProDH, dijo que "los policías llegaron a la parada de colectivos y ordenaron a los muchachos que se retiraran, pero los jóvenes insistieron con su argumento". Ante la negativa de los jóvenes a retirarse de la parada de colectivos, los policías les dieron "una brutal golpiza", enfatizó Bregman. "A Alan y a Nicolás los tiraron al suelo y les pegaron con las botas en la cabeza. Quedaron tan mareados que no recuerdan si eran tres o cuatro los agentes", agregó Platoski.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario