Información Gral

Bolsonaro dijo que hay "una campaña contra la soberanía" de Brasil en la Amazonia

Denunció una conspiración internacional contra su país y volvió a minimizar el desastre ambiental.

Domingo 25 de Agosto de 2019

El presidente Jair Bolsonaro criticó ayer a los brasileños que no son capaces de ver una campaña internacional contra la soberanía de su país en la Amazonia y reprodujo un antiguo video de un ex alto jefe militar que habló sobre la supuesta codicia de potencias mundiales sobre el territorio que alberga el mayor bosque tropical del planeta, hoy amenazado por la deforestación, los incendios y la contaminación por la actividad minera.

"Duele en el alma ver brasileños no observando la campaña fabricada contra nuestra soberanía en la región", dijo el presidente de Brasil en Twitter, luego de una noche en la que se registraron protestas con cacerolazos y bocinazos en numerosas ciudades de al menos siete estados brasileños, entre ellos San Pablo, Río de Janeiro, Minas Gerais, Bahia, Pernambuco Rio Grande do Sul y el Distrito Federal.

Los cacerolazos y bocinazos fueron una protesta contra el presidente y sus políticas ambientales y coincidieron con el momento en que el jefe de Estado, un ex capitán del Ejército, dirigía al país un mensaje en cadena de radio y TV en el que aseguró que "los incendios forestales existen en todo el mundo y eso no puede servir de pretexto para posibles sanciones internacionales".

En el discurso, Bolsonaro confirmó un amplio despliegue militar para intentar proteger la selva y dijo que su gobierno tiene "tolerancia cero con la criminalidad", incluyendo la ambiental.

En el tuit que compartió con la palabra del ex jefe del Ejército Eduardo Villas Boas, Bolsonaro reiteró la idea del "real interés internacional por la Amazonia".

Aviones y soldados

Con apoyo de aviones militares, soldados brasileños se alistaron ayer para desplegarse en la Amazonía para combatir incendios que han arrasado la región

Unos 44.000 soldados estarán disponibles para los operativos "sin precedentes" y las fuerzas se dirigen a cuatro estados brasileños que pidieron ayuda federal para contener las llamas, informó el ministro de Defensa, Fernando Azevedo. Los estados son Roraima, Rondonia, Tocantins y Para.

La primera misión del ejército será desplegar 700 soldados en el área alrededor de Porto Velho, la capital de Rondonia. El ejército utilizará dos aeronaves C-130 Hércules capaz de arrojar hasta 12.000 litros (3.170 galones) de agua sobre las llamas, agregó.

Un periodista de Associated Press que volaba sobre la región de Porto Velho la mañana del sábado reportó condiciones brumosas y poca visibilidad. El viernes, el reportero vio muchas áreas ya deforestadas y quemadas, al parecer por personas que despejaban tierras para el cultivo, así como una gran columna de humo que surgía de un incendio.

Los operativos del ejército se anunciaron después de las amplias críticas al presidente por su manejo de la crisis. El viernes, el presidente autorizó que las fuerzas armadas participaran en la extinción de los fuegos. Aseguró que la protección la región amazónica es un compromiso para él.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario