Información Gral

Boeing admite fallas en el software en las tragedias de Etiopía e Indonesia

El CEO Dennis Muillenburg advirtió que se unió a una alta carga de trabajo de los pilotos como factores determinantes.

Viernes 05 de Abril de 2019

El presidente ejecutivo de Boeing, Dennis Muilenburg, admitió ayer fallos en el software del sistema de control automatizado (MACS) de vuelo del 737 MAX, unido a una alta carga de trabajo de los pilotos, como factores determinantes en los accidentes de Etiopía e Indonesia relacionados con este modelo.

En un comunicado, el presidente ejecutivo del fabricante aeronáutico señala que tras el informe preliminar de la investigación del accidente del vuelo 302 de Ethiopian Airlines, es "evidente" que existe una relación con el siniestro de Lion Air, ambos relacionados con una señal errónea del sensor del ángulo de ataque del avión que activó el sistema MACS durante el vuelo.

"La historia de nuestra industria muestra que la mayoría de los accidentes son causados por una cadena de eventos", admite Muilenburg, que apunta a "un entorno de alta carga de trabajo" por parte de los pilotos.

En este sentido, enfatizó que es responsabilidad de Boeing "eliminar este riesgo" y recordó que desde el accidente de Lion Air en Indonesia los principales ingenieros de la compañía y expertos técnicos han trabajado "incansablemente" en colaboración con la Administración Federal de Aviación de los Estados Unidos (FAA por sus siglas en inglés) para finalizar e implementar una actualización del software que asegurará que este tipo de accidentes "nunca vuelvan a suceder".

En este sentido, ha indicado que el fabricante estadounidense se está tomando tiempo para actualizar "correctamente" el sistema MACS, que está a punto de finalizar, y se ha mostrado convencido de su certificación e implementación en la flota 737 MAX de todo el mundo en las próximas semanas.

De los más seguros

En esta línea, ha trasladado la confianza en la seguridad fundamental del 737 MAX y ha recalcado que cuando este modelo vuelva a volar con las medidas puestas en marcha por Boeing, que además de la actualización del software que impide su activación involuntaria ha diseñado medidas para mejorar la formación de los pilotos, será uno de los aparatos "más seguros" que hayan surcado los cielos.

"En Boeing asumimos la responsabilidad de construir y entregar aviones a nuestros clientes de líneas aéreas y al público en vuelo que son seguros para volar y cada uno de los pilotos profesionales y dedicados de todo el mundo puede volar de forma segura. Esto es lo que hacemos en Boeing", ha enfatizado.

En este sentido, ha reiterado que la compañía se ha centrado "incansablemente" en la seguridad y lo seguirá haciendo porque es parte de su esencia, aunque son conscientes de que puede seguir mejorando. "Nuestro equipo está decidido a seguir mejorando la seguridad en asociación con la industria aeroespacial global y la comunidad en general. Es este sentido compartido de responsabilidad por la seguridad de vuelo que se extiende y nos une a todos", ha alegado.

Muilenburg, que asegura no poder recordar un momento "más desgarrador" en toda su carrera, ha pedido perdón en nombre de la compañía y ha lamentado el impacto que esta crisis ha tenido en los clientes del fabricante estadounidense y en los pasajeros. Asimismo, ha lamentado las pérdidas humanas y ha trasladado sus condolencias a las familias de los fallecidos.

"Sabemos que las vidas dependen del trabajo que hacemos y que exige la máxima integridad y excelencia en la forma en que lo hacemos. Con un profundo sentido del deber, asumimos la responsabilidad de diseñar, construir y apoyar los aviones más seguros en los cielos. Sabemos que cada persona que sube a bordo de uno de nuestros aviones confía en nosotros. Juntos, haremos todo lo posible para ganar y recuperar esa confianza de nuestros clientes y del público volador en las próximas semanas y meses", ha concluido.

La versión de Ethiopian

Por su parte, Ethiopian Airlines asegura que el informe preliminar del accidente vuelo ET 302, que tuvo lugar el pasado 10 de marzo muestra "claramente" que los pilotos de Ethiopian Airlines que comandaban el vuelo siguieron los procedimientos de emergencia recomendados por Boeing y aprobados por la Administración Federal de Aviación de Estados Unidos (FAA) para manejar "la crítica situación de emergencia que tuvo lugar en el avión".

Las conclusiones del informe afirman que fue un fallo en el software del sistema de control automatizado de vuelo lo que provocó la caída en picado del avión. El fallo repetido hizo que se activase el procedimiento de parada de la aeronave, lo que provocó el descenso del aparato.

El Gobierno etíope ha explicado este jueves que la tripulación cumplió todos los procedimientos del fabricante de forma repetida, pero no pudo controlar la aeronave. Por ello ha recomendado que Boeing revise el sistema de control de la aeronave y que las autoridades confirmen que el problema se ha resuelto antes de permitir que el modelo 737 MAX 8 vuelva a volar.

El informe preliminar del accidente del 737 MAX 8 estrellado en Indonesia dice que los pilotos perdieron el control del avión tras haber estado intentando contrarrestar la acción del sistema MCAS, que de manera automática baja el morro de la aeronave cuando detecta con sus sensores que el avión vuela más inclinado hacia arriba de lo que debería.

"Desafortunadamente, a pesar de sus esfuerzos y del pleno cumplimiento de los procedimientos de emergencia, no pudieron rectificar la inclinación del morro del avión", asegura la compañía en un comunicado en el que muestra su total cooperación con el equipo de investigación para ofrecer un análisis más detallado del suceso.

Ethiopian Airlines ha valorado las investigaciones que corroboran que sus pilotos siguieron los procedimientos de emergencia recomendados por Boeing y aprobados por la Administración Federal de Aviación de Estados Unidos (FAA) para manejar "la crítica situación de emergencia que tuvo lugar en el avión".

Pésame a los familiares

El presidente del grupo, Tewolde GebreMariam, ha mostrado su pésame y condolencias a los familiares y amigos de las víctimas al tiempo que muestra el orgullo de la compañía al conocer que sus pilotos "cumplieron y cumplen con los procedimientos de emergencia y que desempeñan su rol con los más altos estándares de profesionalidad, incluso en situaciones adversas".

GebreMariam se muestra también orgulloso del Global Standard Pilot Training Center y de la Ethiopian Aviation Academy, una de las más grandes y modernas del mundo, equipada con la tecnología de formación y capacitación más novedosa y avanzada". "Doblaremos nuestros esfuerzos todos los días para reforzar su confianza y credibilidad: su seguridad seguirá siendo nuestra principal prioridad y continuaremos trabajando, junto con nuestros socios en todo el mundo, para hacer que los viajes aéreos sean más seguros y cómodos", señaló el consejero delegado de la aerolínea.

el boeing 737 max. "La mayoría de los accidentes son causados por una cadena de eventos", dicen en Boeing.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});