Información Gral

Beatriz Salomón fue mucho más que una "chica Olmedo"

Murió ayer a los 65 años. Comenzó en el teatro, pero logró popularidad de la mano del cómico rosarino.

Domingo 16 de Junio de 2019

Luego de batallar contra un cáncer de colon, diagnosticado hace apenas un año, Beatriz Salomón falleció ayer a los 65 años en el Hospital Fernández de la ciudad de Buenos Aires, adonde se encontraba internada desde hace varios días, tras una recaída que había sufrido a principios de mes. La reconocida actriz y vedette se hizo famosa en los años 80,cuando compartió pantalla con Alberto Olmedo.

   Salomón tenía dos hijas: Noelia (18) y Betina (15). Se le detectó su enfermedad a mediados de 2018, luego de ser hospitalizada por una hernia umbilical. “Fue difícil cuando me lo dijeron”, reveló en su momento. Los médicos le descubrieron el tumor y a partir de ese momento comenzó con quimioterapia. La actriz contó que cuando supo del diagnóstico se aferró al amor de sus hijas para poder seguir adelante con el duro tratamiento. En diciembre del año pasado tuvo una infección urinaria que la obligó a permanecer hospitalizada en el Hospital Fernández, donde tuvo la mala suerte de caerse y fisurarse la cadera.

   Una de las últimas apariciones públicas de Salomón fue en abril pasado, en el programa de Mirtha Legrand, en el que contó entre lágrimas cómo era su lucha diaria contra el cáncer: “Bajé diez kilos, perdí toda la masa muscular y mi melena”, describió devastada. Si bien Beatriz Salomón quedó para siempre identificada como una de las recordadas “chicas de Olmedo”, durante toda su carrera trabajó con los personajes más famosos del teatro, cine y la televisión argentina. A pesar de ser una de las vedettes más glamorosas de la farándula en los 80’ y 90’, en sus inicios Beatriz sorprendió al mundo de la moda con su belleza y actitud. En 1971, ganó el concurso de Miss San Juan, certamen que le permitió ser precandidata a Miss Universo por Argentina, donde se la premió con la mención especial de Miss Simpatía. En 1974 fue Virreina de la Fiesta Nacional del Sol. Eso le abrió las puertas al mundo publicitario, en el que se destacó como modelo de muchas marcas.

   En 1980, participó de “Comandos azules en acción”, su primera película. Recién en 1987 y de la mano de Olmedo empezó a tener reconocimiento masivo por cuatro películas que realizó ese año: “El manosanta está cargado”; “Los colimbas al ataque”; “Galería del terror” y “No toca Botón”. En la versión televisiva de “No toca botón” se destacó su participación en los sketchs del “manosanta” y de “Alvarez y Borges”, protagonizados por Javier Portales y Alberto Olmedo. Durante la década de los 80 también deslumbró en la escena teatral porteña, siempre de la mano de Olmedo y su gran elenco. Tras el deceso del humorista rosarino, desarrolló una extensa carrera, participando en numerosas producciones televisivas, teatrales y cinematográficas. Trabajó junto a figuras como Jorge Corona, Tristán, Guillermo Francella y con la mayoría de los humoristas argentinos de esa época.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario