Información Gral

Ballenas: freno a Japón, que pretendía volver a la caza comercial

La cumbre anual de la Comisión Ballenera impidió levantar la moratoria. Con excusas científicas, Tokio mata 450 cetáceos al año

Sábado 15 de Septiembre de 2018

La comunidad internacional rechazó de manera tajante legalizar la caza comercial de ballenas después de 32 años, una iniciativa por la que presionaba sobre todo Japón, un país con una fuerte industria pesquera.

   La Comisión Ballenera Internacional (CBI), conformada por casi 90 países, rechazó en el día final de su reunión anual en Florianópolis, Brasil, la propuesta nipona para levantar una moratoria a la caza legal con fines comerciales, tras varios días en los que parecía que la veda que rige desde 1986 estaba a punto de caer. Al final, 41 países votaron contra la iniciativa, frente a sólo 27 votos a favor y dos abstenciones. Muchos de los demás Estados miembros no estaban habilitados para votar. Para ser aprobada, la moción de Japón necesitaba alcanzar una lejana mayoría de tres cuartos.La iniciativa nipona había dominado los debates del foro por el temor a que el pedido de autorizar una caza "sostenible" marcase un antes y un después.

   "Japón había iniciado este año una ofensiva para algo que intentan desde hace años", explicó Sandra Altherr, de la organización Pro Wildlife, que participó en el foro. Entre otras medidas, la delegación japonesa hizo a sus rivales una oferta para cambiar el reglamento de la CBI y permitir que las decisiones en el futuro se tomen con mayoría simple, y no con los tres cuartos de los votos necesarios como hasta ahora. "La propuesta de Japón en este año era altamente peligrosa y por eso estamos muy aliviados", señaló Altherr. "La señal es clara y correcta: ni un palmo a los cazadores de ballenas", celebró por su parte Thilo Maack, de Greenpeace.

   La propuesta de Japón contó con el apoyo de Noruega e Islandia, y de algunos países africanos, caribeños y del Pacífico Sur. Varios Estados latinoamericanos, con Brasil a la cabeza, y la Unión Europea abogaron en cambio por la protección animal. Japón es uno de los países que más cazan ballenas gracias a excepciones por "motivos científicos" contempladas en la actual normativa internacional.

   La derrota nipona ya se había empezado a cristalizar cuando se aprobó la"Declaración de Florianópolis" para consagrar la protección como el objetivo central de la CBI. "Es la reafirmación de la postura de todos los países que, como Brasil, defienden una posición conversacionista", dijo el ministro brasileño de Medio Ambiente, Edson Duarte. Argentina, también país miembro, comparte la posición conservacionista. El país tiene un santuario de cría de la ballena jorobada austral en las costas patagónicas.

   Durante la reunión en Florianópolis fracasó una propuesta de Brasil para crear un santuario de ballenas en el Atlántico Sur, pero la CBI se decantó en su "Declaración de Florianópolis" a favor del "turismo ballenero" como único uso comercial para estos animales. Japón, Noruega e Islandia son los tres únicos países que aún cazan ballenas a gran escala. Pueblos indígenas de Groenlandia, Rusia y Estados Unidos, entre otros países, tienen cuotas que les permiten la caza limitada. Según Pro Wildlife, la flota japonesa mata unas 450 ballenas al año. Los pescadores noruegos cazan entre 600 y 700, y los islandeses unas 200.


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});