Información Gral

Asocian un tipo raro de cáncercon los implantes de mamas

Dos sociedades médicas especializadas alertaron que un linfoma de las células inmunitarias se presenta asociado a las prótesis mamarias.

Martes 22 de Enero de 2019

Un raro tipo de cáncer llamado "linfoma anaplásico de células grandes" (LACG) está asociado a la presencia de implantes mamarios en el cuerpo, afirmaron dos sociedades científicas argentinas, que tras comprobar la existencia de varios casos en el país elaboraron el primer protocolo para "responder inquietudes sobre el tema".

Luego del escándalo de las prótesis francesas PIP, que estaban rellenas con un gel de silicona no apto para uso médico y afectaron la salud de más de 20.000 mujeres en 2010, entre ellas cientos de argentinas, los especialistas del mundo debieron revisar las complicaciones que surgen luego de las cirugías de aumento de busto.

"Los primeros casos de LACG comenzaron a verse en algunas pacientes que luego de muchos años de operadas formaban una acumulación de líquido entre la prótesis y la glándula mamaria, lo que denominamos seroma", comentó a Télam Eduardo González, presidente de la Sociedad Argentina de Mastología (SAM).

El especialista destacó que se trata de una enfermedad "rara y muy poco frecuente" que puede desarrollarse alrededor de los implantes mamarios "pero que no es un cáncer del tejido, sino un tumor de las células linfáticas que está dentro de la familia de los linfomas".

"Si bien aún no hay suficiente evidencia que ratifique la asociación del LACG con la colocación de prótesis mamarias rugosas o lisas, sabemos que es un tipo de linfoma no Hodgkin, un cáncer de las células del sistema inmunitario que puede ocurrir en diferentes partes del cuerpo, incluidos los ganglios linfáticos y la piel", dijo por su parte Esteban Elena, presidente de la Sociedad Argentina de Cirugía Plástica, Estética y Reparadora (Sacper).

Dos tipos de implantes

Ambos profesionales coincidieron en que los datos sugieren que la enfermedad ocurre tanto en pacientes con implantes mamarios rellenos con gel como con solución salina, y que si bien se observó una incidencia mayor en aquellos con superficie texturizada, "el número de casos sigue siendo demasiado bajo como para hacer distinciones significativas", precisó Elena.

Asimismo, González aclaró que también hubo casos de LACG relacionados con otro tipo de prótesis o implantes colocados en el organismo, como las prótesis traumatológicas o implantes dentales, "lo que abre varias líneas de investigación".

"La teoría más certera es que el LACG es una enfermedad multifactorial que implica la inflamación crónica alrededor del implante, su contaminación y la formación de un biofilm o grupo de gérmenes llamados Gram", explicó. Sin embargo, es claro que los implantes dentales o las prótesis traumatológicas tienen un valor que está ausente en el caso de las prótesis estéticas.

No obstante, el profesional señaló que también puede relacionarse la aparición de la patología a causas genéticas que "determinan la transformación de linfocitos T (células linfáticas) en linfoblastos, que son células malignas".

En cuanto a los síntomas de alerta, el protocolo, que fue presentado recientemente a la comunidad médica, determina que el signo más relevante es la inflamación de la mama sin ningún traumatismo que lo origine.

Eso se debe a la producción de líquido seroso alrededor del implante y se denomina "seroma tardío", ya que suele aparecer un año después de la cirugía.

Asimismo, el algunas pocas ocasiones comienza como un nódulo, tumor o ganglios aumentados de tamaño.

"La mayoría de los pacientes puede curarse de su enfermedad mediante la capsulectomía total bilateral y la extirpación del implante. Los pacientes que se presentan con una masa tumoral tienen un mayor riesgo de requerir radioterapia y quimioterapia", señaló González.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});