Información Gral

Asesinó a su esposa y se suicidó de un escopetazo en Mendoza

Una mujer fue asesinada ayer a la tarde de un escopetazo en una vivienda del departamento mendocino de Las Heras por su pareja, quien luego se suicidó, informaron fuentes policiales.

Viernes 15 de Marzo de 2019

Una mujer fue asesinada ayer a la tarde de un escopetazo en una vivienda del departamento mendocino de Las Heras por su pareja, quien luego se suicidó, informaron fuentes policiales.

El hecho ocurrió en una casa ubicada en calle Monseñor Verdaguer 1184, del departamento de Las Heras, cercano a la capital provincial, y con este caso ya son 45 los femicidios que se registraron en el país en lo que va del año.

Fuentes policiales aseguraron que todo comenzó cuando los hijos de la pareja llegaron a la casa y encontraron muerta a su madre, identificada por la policía como Analía Verónica Azzolina, de 46 años, tirada en el piso del comedor, junto a la mesa, boca abajo, ensangrentada y con un disparo en la cabeza.

Luego, hallaron a su padre Claudio Rodríguez, de 51 años, muerto con una herida en la cabeza y con una escopeta al lado de su cuerpo, en posición semisentada al lado de la puerta que da al patio de la vivienda.

De inmediato, los hijos de la pareja llamaron a la policía, por lo que varios patrulleros de la comisaría de la zona concurrieron al lugar.

El fiscal de Homicidios de Mendoza, Gustavo Pirrello confirmó ayer que Azzolina y Rodríguez "estaban en un proceso de separación en principio conflictivo" y explicó que "eso habría desencadenado el homicidio de la mujer y el posterior suicidio del hombre".

El fiscal aseguró que" los familiares de los fallecidos confirmaron que ambos integrantes de la pareja tenían una relación conflictiva".

"Los investigadores que trabajan en el lugar están abocados a determinar cómo fue la mecánica del hecho", según confirmó el fiscal. El hombre trabajaba en seguridad privada.

Cayó un gendarme acusado de acoso

Un efectivo de la Gendarmería Nacional fue detenido acusado de ingresar armado a una vivienda de la ciudad salteña de Orán, en el norte de la provincia, e intentar abusar sexualmente de una mujer y de su hija de cinco años, informaron ayer fuentes del Ministerio Público de Salta.

El apresado fue identificado como Javier Alejandro Salas, de 26 años, oriundo de la provincia de Santa Cruz.

La fiscal penal de Violencia Familiar y de Género de Orán, María Soledad Filtrin, imputó a Salas por los delitos de tentativa de abuso sexual con acceso carnal agravado por el uso de arma en perjuicio de una mujer y de su hija de cinco años, y por amenazas con arma en concurso real.

El hecho ocurrió en el barrio 200 Viviendas, de la ciudad de Orán, que está a 270 kilómetros al norte de Salta capital, cuando un hombre salió a buscar a su hijo adolescente a una fiesta y dejó sin llave la puerta de su casa, donde quedaron durmiendo su esposa y su hija de cinco años.

La mujer se despertó ante la presencia de un desconocido en el dormitorio, quien estaba armado y le exigía que se quitara la ropa y que hiciera lo mismo con la niña.

Ante la negativa, el hombre la apuntó a la cabeza con el arma y gatilló varias veces, sin que se produjeran los disparos.

Cuando el marido regresó, intentó reducir a Salas y mantuvo un forcejeo con él hasta que logró desarmarlo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});