Información Gral

Amazon desarrolla la inteligencia artificial de asistencia al hogar

"Alexa" avisa si quedó prendida una luz y pronto controlará electrodomésticos como hornos a microondas.

Domingo 23 de Septiembre de 2018

¿Una inteligencia artificial capaz no solo de descongelar un bife sino también de tener intuiciones? Es lo que busca Amazon, que reveló una serie de innovaciones para su asistente de voz Alexa con las que busca hacerlo más imprescindible en la vida cotidiana. Y más invasivo también.

El parlante inalámbrico Echo puede, por ejemplo, comunicarse con el nuevo horno de microondas de Amazon, presentado desde una casa ficticia en Seattle. Sin embargo, cuando un periodista le pidió que agregue 30 segundos de tiempo de cocción a un choclo, el altavoz inteligente, después de "pensarlo"... hizo sonar temas de la banda "Thirty Seconds to Mars".

Más allá de estos enredos, la ambición de Amazon es ser el primero en dar el "giro al hogar inteligente", aseguró David Limp, uno de los ejecutivos de la marca que hasta ahora domina el mercado de los altavoces inalámbricos.

Según la consultora e-Marketer, en 2018 cerca de dos tercios de los usuarios de altavoces inalámbricos en Estados Unidos usarán Echo. Google Home, su gran competidor junto con Apple, seducirá a no más del 30 por ciento de los usuarios. Alexa podrá, por ejemplo, encargarse de la seguridad de la casa: su dueño recibirá un aviso si se rompe una ventana, y lo alertará en caso de intoxicación con humo o dióxido de carbono.

Amazon, inicialmente una simple librería en línea que se ha convertido en una compañía multimillonaria y una potencia del mercado bursátil, también presentó una innovación llamada "Alexa Hunches" ("las intuiciones de Alexa"), un programa de Inteligencia Artificial que analiza los gestos cotidianos y alerta en caso de cambios. Así, puede suceder que uno le dé las buenas noches a Alexa, y que responda: "La luz del porche se ha quedado encendida. ¿Debería apagarse?" Amazon trabaja para darle a Alexa una "personalidad" y atribuirle "gustos", por ejemplo, acerca de una cerveza o una mascota. Además, el oído de Alexa también se hará más sensible y en el futuro podrá entender hasta susurros. Y responder en voz baja.

Desarrollo exponencial

Amazon está apostando por un desarrollo exponencial de los asistentes de voz, cuyas ventas permanecen muy por debajo de las de los celulares y cuyos usos aún son limitados. Igualmente, más del 70 por ciento de quienes tienen parlantes inalámbricos en Estados Unidos ya los usan para conocer el estado del tiempo o como GPS. En segundo lugar, lo usan para escoger y escuchar música, y para encender o apagar la luz.

En vista de que las herramientas para el hogar inteligente desarrolladas por las principales marcas representarán en 2018 un mercado de 96.000 millones de dólares en Estados Unidos, Amazon también anunció el lanzamiento de la plataforma de "configuración libre de frustración". Esta plataforma facilitará que cada fabricante de accesorios conectados se comunique fácilmente con Alexa. Será un elemento estratégico para reforzar el peso ya dominante de Amazon en este terreno. "No sucederá de la noche a la mañana", dijo David Limp. "Pero imaginamos un futuro con miles de estos dispositivos en cada hogar". Por esto, "los anuncios de Amazon son un crudo recordatorio para Apple y Google de que Alexa ha ganado una gran ventaja y que está trabajando arduamente para aprovecharla al máximo",advierte Geoff Blader, vicepresidente de la analista de mercado CCS Insight.

Pero estas innovaciones preocupan también a los que temen una invasión tecnológica incontrolable en sus vidas cotidianas. Un escenario que recuerda a "Terminator" o "2001, Odisea espacial". Muchos usuarios ya se quejaron de las risas intempestivas de Alexa, lo que obligó a Amazon a reconfigurar la programación de su asistente. Y hay casos de altavoces que han grabado a sus dueños sin su conocimiento, los que también han sido denunciados.

atento. El parlante inalámbrico sirve para mucho más que oír música.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario