ARA San Juan

Allanaron la Armada y la empresa que reparó las baterías del submarino

La medida fue ordenada por un juez federal en el marco de una causa por la reparación de media vida del navío, y luego de una denuncia de Elisa Carrió

Jueves 21 de Diciembre de 2017

La Policía allanó ayer las oficinas de la Armada argentina y de una compañía alemana en el marco de una investigación judicial sobre posibles irregularidades en la contratación de los proveedores para la reparación del ARA "San Juan", el submarino desaparecido hace 35 días con 44 tripulantes a bordo.

El allanamiento de la Armada y la filial argentina de la empresa alemana Ferrostaal fue ordenado por el juez federal Sergio Torres tras la denuncia presentada el viernes pasado por la diputada oficialista Elisa Carrió contra ex ministros de Defensa de los gobiernos de Néstor Kirchner (2003-2007) y Cristina Fernández de Kirchner (2007-2015) por supuesta "asociación ilícita".

Los procedimientos se realizaron en busca de documentación vinculada con las contrataciones de las empresas que se encargaron de la reparación de la flota de mar y submarinos, en distintos casos, además del ARA "San Juan", tal como había denunciado Carrió.

En su denuncia, la diputada y cofundadora de la coalición gobernante Cambiemos sostuvo que tenía información "para sostener no sólo que esas contrataciones no se ajustaron al procedimiento administrativo reglado, sino que además el personal militar a cargo de las mismas posiblemente haya incurrido en conductas ilícitas" entre 2005 y 2015.

La diputada sostuvo que las contrataciones se habrían realizado a través de procesos irregulares destinados a beneficiar a las empresas Hawker GmbH y Ferrostaal AG.

Los ex ministros contra los que apuntó la denuncia de Carrió son los actuales diputados nacionales Agustín Rossi y Nilda Garré, además de Arturo Puricelli.

La compañía alemana Ferrostaal informó la semana pasada que, por motivos de ahorro, la Armada argentina decidió no adquirir nuevas baterías sino renovar las celdas de baterías en la reparación de media vida que le realizó al submarino ARA "San Juan" antes de la tragedia.

La empresa firmó en 2005 un contrato con la Armada para proveer partes y servicio técnico en la reparación de media vida que se le realizó al sumergible entre 2007 y 2014.

El proveedor y socio contractual de la Marina fue la empresa alemana Hawker GmbH, que ya había sido la proveedora de las baterías durante la construcción del submarino en 1983 en Alemania, en los astilleros de Thyssen, indicó la empresa.

"Para ahorrar costos, a pedido de la Armada no se realizó un cambio completo de las baterías sino sólo un cambio de las celdas de las baterías. El recambio, según nuestras informaciones, fue realizado por la Armada argentina en el astillero Tandanor", indicó Ferrostaal a la agencia internacional DPA en la ciudad alemana de Essen.

"Ferrostaal GmbH no tiene indicios de irregularidades en relación con la conclusión, adjudicación y ejecución de la orden de entrega. Tampoco tenemos pruebas de que Hawker GmbH haya entregado componentes de menor calidad en virtud de este contrato, cuando trabajó en la construcción del navío", subrayó la compañía.

La denuncia de Carrió también hizo referencia a un artículo del periodista Hugo Alconada Mon en el diario La Nación, en el que se señaló que la investigación desarrollada por expertos de Defensa entre 2015 y 2016 "determinó que la Armada habría incumplido los estándares normativos y operativos para la reparación de media vida y el recambio de baterías".

Además citó una evaluación realizada por la Sindicatura General de la Nación (Sigen) sobre la ejecución física y financiera del Proyecto de Reparación Media Vida Submarino S-42 ARA "San Juan", llevado a cabo en el período de tiempo comprendido entre agosto de 2007, cuando el submarino ingresó al Complejo Industrial y Naval Argentino (Cinar).

El ARA "San Juan" se comunicó por última vez el 15 de noviembre, después de reportar que había ingresado agua salada por el sistema de ventilación y que había generado un cortocircuito y un principio de incendio en el área de las placas de batería en la proa.

El comandante precisó luego que la avería había sido subsanada y continuaba en viaje desde la austral ciudad de Ushuaia rumbo a su apostadero en la Base Naval Mar del Plata, 400 kilómetros al sur de Buenos Aires.

operativo. Efectivos de fuerzas de seguridad se llevan cajas del edificio de la Armada en Buenos Aires.

"Debemos saber la verdad", advierte la senadora Sacnun

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario