Información Gral

Alemania conmemoró en la Puerta de Brandenburgo los 30 años de la caída del Muro

Casi un millón de personas presenciaron la actuación de la orquesta dirigida por Daniel Baremboin. Merkel llamó a luchar contra el antisemitismo.

Domingo 10 de Noviembre de 2019

Alemania conmemoró ayer el 30 aniversario de la caída del Muro de Berlín, un momento crucial en los acontecimientos mundiales que provocaron el final del comunismo en Europa del Este.

    Ante una concurrencia estimada en casi un millón de espectadores, el pianista y director orquestal argentino-israelí Daniel Barenboim, figura universal de la música clásica y símbolo de la conciliación política, prestó anoche su nombre y prestigio para dirigir anoche la Quinta Sinfonía de Ludwig van Beethoven en la emblemática Puerta de Brandenburgo.

    El motivo inicial del primer movimiento —cuatro notas—, tocado por la sección de cuerdas y los clarinetes al unísono —uno de los fragmentos más célebres de la historia de la música, a cargo de la orquesta Staatskapelle, de la que Barenboim es director general desde 1992—, alcanzaron para establecer que la interpretación de la obra del compositor alemán iba a estar impregnada por el temperamento musical del director argentino.

   Presidentes de varios países europeos concurrieron a la celebración en Berlín, invitados por la canciller alemana, Angela Merkel.

    Más temprano, durante el servicio en una pequeña capilla cerca de donde alguna vez estuvo el muro, Merkel recordó a quienes fueron asesinados o encarcelados por intentar huir de Alemania Oriental a la Occidental e insistió que la lucha por la libertad a nivel mundial no ha llegado a su fin.

   “El Muro de Berlín, damas y caballeros, es historia y nos enseña que ningún muro que mantiene afuera a la gente y restringe la libertad es lo suficientemente alto o ancho para que no pueda derrumbarse”, dijo.

   Merkel también recordó que el 9 de noviembre sigue siendo una fecha tensa en la historia alemana, ya que también es el aniversario de la llamada Noche de los Cristales Rotos, una masacre antisemita en 1938 que presagió el Holocausto nazi.

    La caída del muro que dividió a la extinta República Democrática Alemana (RDA) y a República Federal entre 1961 y 1989 fue la consecuencia de un levantamiento popular pacífico en distintos puntos del lado comunista, en medio de movimientos en diversos países de Europa Central controlados por la Unión Soviética. Estos países optaron por separarse de Moscú y encaminarse hacia democracias de estilo occidental.╠

■Desde comienzos de la semana, tan solo en Berlín hubo unos 200 festejos para conmemorar la fecha.

Axel Klausmeier, jefe del monumento del Muro de Berlín, rindió tributo a los manifestantes pacíficos en Alemania Oriental y a los vecinos países del Pacto Varsovia que salieron a las calles para exigir las reformas del entonces líder soviético Mijaíl Gorbachov.

   Pasados 30 años, Alemania se ha convertido en una de las fuerzas políticas y económicas más poderosas del continente, pero permanecen recelos entre algunas personas en el país sobre cómo se lidió con la transición del socialismo al capitalismo.

   Merkel reconoció esto en una entrevista reciente al decir que quedaron “recelos” y “se pudo haber pensado que el oriente y occidente se habrían alineado”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario