Aborto, el debate

Alegato del ministro Rubinstein a favor del aborto y respuesta del padre Pepe

La despenalización, según el funcionario macrista, "reduce las muertes maternas". Para el cura Di Paola la práctica es "promovida por el FMI".

Viernes 01 de Junio de 2018

En la última audiencia pública previa a la discusión en el recinto de la Cámara de Diputados, el ministro de Salud, Adolfo Rubinstein, defendió ayer el proyecto de despenalización del aborto, en tanto que el cura José María Di Paola, conocido como "padre Pepe", comparó esa práctica con un "genocidio" y dijo que está "promovido" por el Fondo Monetario Internacional (FMI).

La actriz Dolores Fonzi, por su parte, se quebró al recordar un caso de abuso que le relató una adolescente y afirmó que "este sistema niega, invisibiliza, penaliza y condena a las mujeres". La cantante Miss Bolivia confesó que ella se practicó un aborto y también se manifestó a favor.

El discurso de Rubinstein resultó aplaudido por los diputados defensores de la iniciativa. El funcionario macrista definió el debate por el aborto como "histórico" y aseguró que es "auspicioso" que se haya abierto tras haber estado "barrido debajo de la alfombra desde el inicio de la democracia".

"El presidente Macri entendió que este era un problema social que había sido identificado como tal por la sociedad", resaltó. Y para apuntalar la iniciativa que debatirá la Cámara baja el 13 de junio, un día antes del comienzo del mundial de fútbol en Rusia, el ministro afirmó que a nivel internacional "la evidencia es muy robusta respecto de que la despenalización del aborto reduce las muertes maternas, las complicaciones graves y el número de abortos totales".

El ministro informó que en 2016 se contabilizaron 43 muertes de madres gestantes por aborto, alcanzando así un 17,6 por ciento de las muertes maternas.

Señaló además que en 2014 se registraron "47 mil hospitalizaciones por aborto" solamente en el sector público, y dijo que en la década entre el 2005 y 2014 hubo una disminución del 20 por ciento de los egresos hospitalarios por esta causa fruto de las políticas de prevención y el uso de la pastilla de misoprostol.

La contracara del discurso del ministro macrista fue el del "Padre Pepe".El prebístero, referente de la pastoral en villas, consideró que "no es inocente que este año se instale el aborto desde la política para acercarse a aquel que lo promueve en todo el mundo: el FMI". Tras asimilar las prácticas de interrupción de embarazos no deseados con un "genocidio", Di Paola dijo que "el aborto es sinónimo del FMI".

"Aborto es sinónimo de FMI le guste o no al mundo conservador que no ve con malos ojos que los pobres tengan la menor cantidad de hijos o que no los tengan y también al mundo pseudoprogresista que levanta las banderas de una presunta libertad de las mujeres para disponer de su cuerpo, pero que sabe que este genocidio además es inspirado y promovido por el Fondo Monetario Internacional", analizó.

En un mensaje dirigido a los diputados kirchneristas cuyo grueso manifestó que votará afirmativamente el proyecto, el cura villero citó al ex presidente de Ecuador Rafael Correa, al de Venezuela Hugo Chávez y al actual mandatario de Bolivia Evo Morales, quienes se manifestaron en contra del aborto.

"FMI es aborto y hay diputados que quieren lo que ya se da en nuestras Islas Malvinas, usurpadas por el Imperio británico donde se estableció una base de la OTAN y donde el aborto es libre, seguro y gratuito", indicó.

Fonzi

La actriz Dolores Fonzi tuvo que contener el llanto para relatar una anécdota de una joven madre. "Una vez escuche a una chica contar algo que me pareció monstruoso, era una adolescente que amamantaba a su hijo en el colectivo y podía escuchar la mente de los que la miraban con desprecio. Escuchaba 'negra de mierda, puta, abriste las piernas, pobre ese hijo, lo hacen por un plan'. Esa chica había sido abusada, pero la culpable era ella", manifestó Fonzi.

"Me acordé del caso Fal, que tanto nombraron en este debate —siguió—, me acordé de Belén, la chica en Tucumán que llegó a un hospital con un aborto espontáneo y la metieron presa; me acordé de una amiga que le diagnosticaron que aborte porque estaba en riesgo su salud pero le prohibieron hacerlo porque no tenía cómo hacerlo. Todas condenadas por la indiferencia, por la hipocresía, por la doble moral", advirtió.

Miss Bolivia

La cantante Miss Bolivia contó: "En 1996, yo aborté. Yo aborté porque pude, porque tuve la suerte de tener a mi alcance los recursos económicos, simbólicos y los privilegios de clase que me permitieron ceder al proceso de interrumpir un embarazo cuando decidí que no podía ni quería ser madre", expresó.

"No por eso dejó de ser un aborto express, clandestino, inseguro y abandonado al azar en un consultorio improvisado del barrio de Flores. Recuerdo una escalera al primer piso, una habitación con el techo húmedo y con olor a sangre. En un abrir y cerrar de ojos, mareada, dos personas me llevaron a un taxi. Sentí miedo e incertidumbre antes, durante y después", agregó.

Luego indicó que sus padres no sabían de la decisión: "Además de miedo sentí dolor, muy fuerte en todo el cuerpo. Llevaba el peso de la mochila de la clandestinidad y desinformación. No le conté a mis viejos porque pensaba que sola podía. Me ayudaron mis hermanos, pareja y amigos. Aborto era igual a malo, ilegal, pecado, prohibido, sucio, clandestino y muchas otras denotaciones", cerró la artista.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});