Información Gral

Alarma: el brote de hantavirus en Epuyén se propagaría a Neuquén

Hay tres internados en San Martín de los Andes, días después de las nueve muertes ocurridas en la localidad chubutense. "Esto es una tragedia".

Viernes 11 de Enero de 2019

Tres pacientes internados en el hospital Ramón Carrillo de la localidad de San Martín de los Andes presentan "síntomas compatibles" con hantavirus, confirmaron las autoridades sanitarias de la provincia de Neuquén, lo que elevó la preocupación en las ciudades de la zona cordillerana por la expansión del virus. Se trata de tres posibles casos positivos fuera de la localidad de Epuyén, centro del brote y enclavada en la cercana provincia de Chubut, donde ya murieron nueve personas y hay 24 pacientes afectados confirmados oficialmente.

El jefe de zona sanitaria IV de Neuquén, Néstor Sáenz, explicó que "esta región (patagónica) es una zona endémica en relación a la presencia de hantavirus, porque es el ambiente natural del ratón colilargo (reservorio y único roedor capaz de transmitir el virus), por lo tanto la prevención debe ser continua y en forma permanente".

"Esto es una tragedia", dijo por su parte el ministro de Salud de Chubut, Adrián Pizzi, debido a que solo los casos registrados en Epuyén en estos primeros días de 2019 casi duplican el total de 14 que se registraron en esa provincia durante todo 2018.

A la vez, se investigan actualmente otros 60 casos de personas con algún tipo de síntomas.

"Ya no es un problema de Epuyén. Tenemos otras localidades y otro pais (por Chile) con una punta de brote", alerto el funcionario.

La municipalidad de Epuyén dispuso ayer la cuarentena sanitaria que obliga a la población a restringir sus movimientos y elevar sus cuidados.

El intendente de Epuyén, Antonio Reato, resolvió la "suspensión de todas las actividades grupales en espacios cerrados municipales por el período de cuarenta días corridos" ante "el alerta sanitario" por "los contagios interhumanos por hantavirus".

La resolución municipal dictada en esa localidad de unos 2.000 habitantes, que es el epicentro del brote, aclara que "la medida alcanza al gimnasio, la dirección de cultura, el auditorio, la capilla, los centros de jubilados y la sala velatoria", en la que no se permitirá ni siquiera la realización de velorios.

El segundo punto de la medida "suspende todas las actividades grupales en espacios institucionales provinciales dentro del ejido municipal, a excepción de las dependencias del ministerio de salud".

En las calles de Epuyén la población cumple a medias los requerimientos del municipio ya que se ven algunos con barbijo, mientras que otros andan a cara descubierta.

"No te podés contagiar al aire libre y con sol", aseguró con desdén un joven.

En un almacén dos chicas con dos gruesos barbijos le recriminan a un amigo que está utilizando una tela muy delgada para protegerse. "Esos barbijos tan finos no te sirven, el virus pasa igual", dicen las chicas.

El vacío en Epuyén es casi total en estas horas y la posibilidad latente de contagiarse unos con otros cambió por completo las rutinas diarias en la zona.

Las autoridades de Epuyén extremaron las medidas de prevención que incluye el aislamiento selectivo de unas 60 personas a las que considera parte del "vínculo epidemiológico", es decir que son familiares o allegados de personas que fueron contagiadas.

En tanto, los ministerios de Salud y el de Seguridad de Chubut dispusieron además el envío de al menos 50 policías de la provincia a Epuyén para realizar tareas de apoyo, vigilancia y ordenamiento de tránsito en el marco de un plan sanitario para contener el brote.

Fuentes policiales indicaron a Telam que ayer por la tarde se hicieron las listas de los agentes que deberán comenzar a trasladarse hasta el pueblo, entre hoy y mañana.

El jefe de zona sanitaria IV de Neuquén, Sáenz, dijo con relación a los tres internados que la investigación médica de los casos tiene como fin asegurar un diagnóstico precoz y se incluye dentro de varios diagnósticos posibles, que pueden asignarse al paciente. Esta categoría es un paso más en el diagnóstico y no confirma la presencia de la enfermedad", agregó el médico.

Sáenz indicó que "los municipios y las instituciones de las localidades de la Zona Sanitaria han conformado mesas de análisis de situación para reforzar las medidas de prevención y su difusión".

Esquel

La ciudad de Esquel vive por estas horas bajo la sombra de lo que ocurre en Epuyén, ya que mientras el pueblo en el cual se encuentra el epicentro del brote está vacío y todo su comercio permanece cerrado, en Esquel la temporada florece con un 90 por ciento de ocupación hotelera.

La preocupación no deja tranquilos a los empresarios turísticos y a las autoridades que sufren toda vez que la palabra "Esquel" aparece ligada al virus.

El hospital de Esquel recibió dos casos graves y uno bajo sospecha derivados de Epuyén en diciembre pasado y los tres fallecieron en los últimos dos días: se trata de un adolescente de 16 años, una mujer de 30 y otra mujer que no presentaba síntomas agudos.

"En Esquel no hay contagiados, el hospital atendió casos que trasladaron solamente. Tenemos un buen verano y nos preocupa que se diga que tenemos hanta, lo cual es un error", explicó a Télam una fuente de Turismo local.

Al ingresar a la ciudad la policía también aconseja a los turistas que si visitaron Epuyén se laven las manos y si vuelven que utilicen barbijos, indicó un oficial que trabaja en la ruta.

"Nosotros tenemos 90 por ciento de ocupación y nos ocupamos de ofrecerle las mejores condiciones sanitarias a la gente que viene. Limpiamos la zona, la mantenemos despejada, libre de ratones, igualmente no hay hanta en nuestra zona", explicó a Télam Matías Massardi, gerente general del establecimiento turística La Paz.

Las muertes, los casos confirmados y las decenas de otros en observación constituyen el valor anual más alto desde 2013 para esta infección, que en todo el pais en 2018 acumuló 98 diagnósticos confirmados.

En 2018 la infección causó 14 muertes en Salta, Buenos Aires, Neuquén, Río Negro, Santa Fe y Chubut.

Estupor y desconcierto en la comarca cordillerana

Los 2.000 pobladores de la comarca donde en noviembre pasado comenzó el brote conviven entre la conmoción y el desconcierto. Equipos técnicos que llegan de Buenos Aires colaboran con la toma de 400 muestras de sangre para confirmar o descartar la infección, incluidos "todos los contactos de la fiesta de cumpleaños donde se origino el brote".

Ese día, un hombre que había limpiado un galpón y portaba la enfermedad que transmite el ratón colilargo, fue el encargado de propagar el virus "de persona a persona" en el festejo.

Los análisis de sangre se extienden a todos los empleados de la Municipalidad de Epuyén y el personal profesional y no profesional del Hospital de Esquel.

En Epuyén cuatro pacientes permanecen en terapia intensiva y otros cuatro en la sala para casos sospechosos. Se investigan otros 60 casos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});