Información Gral

Ahora son miles de chilenos los que cruzan a Argentina a gastar plata

Alrededor de 6.000 viajeros trasandinos ingresaron entre el viernes y ayer a Mendoza, atraídos por el beneficio del tipo de cambio

Domingo 16 de Septiembre de 2018

Solo una economía con los sobresaltos de la Argentina puede experimentar y exhibir un fenómeno tan cambiante en sus pasos fronterizos. La acostumbrada postal de todos estos años que mostraba a miles de argentinos cruzando a Chile para comprar ropa y electrodomésticos a precios más económicos, por estas horas muestra a los vehículos haciendo cola en sentido inverso: son los chilenos quienes en "aluvión" traspasaron el viernes y ayer el cruce Libertador San Martín, en la provincia de Mendoza, para aprovechar los precios "de liquidación" que les proporciona nuestro país luego de la devaluación que llevó el dólar de 18 a 40 pesos en contados meses.

En Chile este es un fin de semana largo (al sábado y domingo se suman lunes, martes y miércoles) debido a que del otro lado de la cordillera celebran el Día de la Independencia.

El festejo les calzó justo a los ciudadanos para practicar la escapada y aprovechar los precios. Y los números hasta ayer eran elocuentes: luego del cruce de 3.000 personas registrado nada más que el viernes (ayer se esperaba una cifra similar), la ocupación hotelera en Mendoza confirmaba un índice del 80 por ciento. Es probable que hoy sea de un sobresaliente 100 por ciento.

"La gastronomía está mucho más barata, también la hotelería, la indumentaria, la movilidad, la benzina (combustible)", declaró a un cronista de la radio cordobesa Cadena 3 un ciudadano chileno de nombre Ricardo.

El cruce de los viajeros originó quejas por los controles que les aplicó la Gendarmería de nuestro país y que muchos consideraron exagerados. Ayer en las horas diurnas el flujo en alta montaña fue superior y hubo demoras de hasta tres horas en la Aduana argentina. La cola de los autos se extendió hasta a lo largo de 10 kilómetros.

A través de Twitter, desde la cuenta oficial del paso Cristo Redentor comunicaron que en el complejo Los Libertadores (del lado chileno) el tránsito era "normal para todo tipo de vehículos".

En cambio, en Horcones (Mendoza) reconocieron "alto tránsito de vehículos particulares, demoras de 3 horas aproximadamente. Cielo despejado. 3ºC de temperatura".

Los comerciantes y hoteleros mendocinos celebran la nueva realidad luego de arrastrar años de penuria que se remontaban incluso a épocas precedentes al cepo dispuesto por la ex presidenta Cristina Kirchner en octubre de 2011 (dólar, por entonces, a valores inferiores a los 10 pesos argentinos).

Los mendocinos tienen suficientes razones. Ya que la "invasión" chilena viene a sumarse a la llegada de centenares de brasileños hace más tiempo.

Según sondeos de la Fundación Mediterránea de unos dos meses atrás, "en Mendoza se está registrando un creciente ingreso de turistas brasileños de alto poder adquisitivo, que se hospedan en hoteles de cuatro y cinco estrellas y visitan las bodegas de la zonas, en las que compran abundantes botellas para llevar a su país de origen".

José Vasconcellos, economista de la Mediterránea, ilustró: "Hoy la situación en Brasil no está bien, pero hay una masa crítica de una clase media alta, que puede viajar".

Según los cálculos, los productos electrónicos y la indumentaria en la Argentina no están tanto más baratos que en Chile, pero cruzar la frontera sí le conviene al visitante atraído por la gastronomía o por la compra de marcas argentinas o también los productos elaborados con cuero, libros y recorridos turísticos.

Diego Lago, gerente general del shopping Palmares Open Mall, en Godoy Cruz, dijo que "lo que más atrae a los chilenos es venir a comer".

En lo que queda del año, la apuesta de los centros comerciales mendocinos es compensar la menor venta en el mercado interno con el turismo extranjero.

Andrés Zavattieri, gerente del Mendoza Plaza Shopping, expresó: "Las expectativas son buenas, irá aumentando de a poco la llegada de visitantes del exterior. Puede ser una buena alternativa para compensar la caída en el público local, que se retrae por el movimiento de los precios, que aún está por debajo de la inflación proyectada".

Altri tempi

Lejos quedaron para los argentinos los viajes de compras a Chile. El aluvión de tours a Santiago se cortó a fines del año pasado, cuando el dólar comenzó a subir aquí y a bajar en Chile.

Desde la Asociación Empresaria Hotelero Gastronómica de Mendoza (Aegha) estiman que llegarán el doble de chilenos del año pasado. Lo mismo suponen las autoridades de seguridad, que reforzaron los controles en la ruta en alta montaña.

larga cola. El flujo en alta montaña ayer: centenares de autos chilenos esperando ingresar a nuestro país.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario