Información Gral

Acusan a un presunto femicida de "golpearla y quemarla con cigarrillos"

Una amiga de Valeria Vivar, la mujer estrangulada en 2016 en su casa de la ciudad chubutense de Comodoro Rivadavia, declaró en el juicio por el femicidio que el concubino de la víctima la "golpeaba mucho", la quemó con cigarrillos y hasta la echó de su domicilio, informaron hoy fuentes judiciales.

Lunes 15 de Abril de 2019

Una amiga de Valeria Vivar, la mujer estrangulada en 2016 en su casa de la ciudad chubutense de Comodoro Rivadavia, declaró en el juicio por el femicidio que el concubino de la víctima la "golpeaba mucho", la quemó con cigarrillos y hasta la echó de su domicilio, informaron hoy fuentes judiciales.

El presunto femicida fue identificado como Héctor Rubén Gallardo, de 39 años, quien es juzgado junto a su madre Lilian Campos, de 60, ya que se cree que la mujer ayudó a su hijo a simular que su nuera se había suicidado.

"El la golpeaba mucho, una vez la dejó tres días de cama, estaba tan golpeada que no podía abrir los ojos", recordó una amiga de Vivar, de 30 años, al declarar como testigo ante el Tribunal Penal de Comodoro Rivadavia, integrado por los jueces Miguel Caviglia, Jorge Odorisio y Mariano Nicosia.

La testigo contó que, ante esa situación, ella le dijo a su amiga que fuera al hospital e hiciera la denuncia pero que la víctima no lo hizo.La amiga relató que Gallardo "golpeaba" a Vivar y la echaba de la casa, privándola de ver a sus hijos; a raíz de lo cual la víctima iba a vivir con ella un tiempo "hasta que desaparecía y eso significaba que había vuelto con él".

"Un día apareció toda tatuada con el nombre Rubén, en distintas partes de su cuerpo, quemada con colillas de cigarrillo ("A pesar de todos los maltratos que él le hacía ella lo quería", aseguró la testigo y agregó que a raíz de esta violencia su amiga "cayó en un estado depresivo e intentó quitarse la vida".

Por su parte, la psiquiatra Vanina Bota, del Cuerpo Médico Forense de Puerto Madryn, declaró que entrevistó a los imputados Gallardo y Campos luego de que estos fueran detenidos en noviembre de 2017 para evaluar el análisis del lenguaje verbal y no verbal de ambos.

La perito afirmó que no encontró "afectación en las facultades mentales de Gallardo" y que "su voluntad estaba conservada y no presentaba enfermedad mental alguna".

Según Bota, "los indicadores conductuales y emocionales demostraban un trastorno de la personalidad psicopático" en el acusado, siendo uno de los rasgos más salientes "la cosificación de las personas".

"Nunca pudo nombrar a la víctima por su nombre en la entrevista y tampoco nombró a sus hijos en común", declaró la perito y agregó que esto implicaba "un distanciamiento en sus relaciones cercanas".

Respecto de Campos, quien convivía con su hijo y su nuera, la psiquiatra dijo que "era una figura muy importante" en la vida de Gallardo y que ejercía "un rol fuerte de madre sobreprotectora que decide por sus hijos".

De acuerdo a la fiscalía, Gallardo está acusado de haber estrangulado a Vivar al presionar el cuello de la mujer con su antebrazo, y ante la presencia de Campos, quien "no impidió que su hijo llevara a cabo el homicidio ni ayudó a la víctima".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});