Información Gral

Aconsejan a turistas no salir de Río por la fiebre amarilla

Lanzaron ayer una serie de alertas a los viajeros que concurran al Carnaval para evitar zonas selváticas con presencia de mosquitos

Jueves 01 de Febrero de 2018

La ciudad de Río de Janeiro lanzó ayer una serie de alertas destinadas a los turistas que visiten el Carnaval más famoso de Brasil para evitar el contagio de la fiebre amarilla, como evitar zonas selváticas con presencia de mosquitos y permanecer en el casco urbano y las playas de la llamada ciudad maravillosa.

El secretario de Salud de Río, Luiz Antonio de Souza, hizo el anuncio luego de reunirse con cónsules de países del Mercosur, Chile, Estados Unidos y Canadá, ante el avance de los casos de fiebre amarilla. "Estamos hablando de fiebre amarilla silvestre y la recomendación para quien no está vacunado es evitar las zonas de selvas y cascadas", dijo el funcionario. Argentina, Paraguay y Uruguay responden por el 30 por ciento del turismo que recibe Río de Janeiro en el carnaval, llamado el "mayor espectáculo sobre la Tierra".

El Ministerio de Salud lanzó una campaña para entregar en 77 municipios de San Pablo, Río de Janeiro y Bahía una dosis fraccionada de la vacuna, una decisión que provocó polémica con infectólogos sobre la duración de la inmunización.

La cuenta regresiva para el fin de semana de Carnaval en Río ya comenzó, dado que el efecto de la vacuna entra en vigor en diez días después de la aplicación.

Las autoridades, que esperan una ocupación récord durante el Carnaval, apuntaron que los turistas deben concentrarse en la zona de playa, las comparsas callejeras y el Sambódromo en lugar de hacer senderismo y visitar la zona de bosques.

Río de Janeiro vacunó al 61,4 por ciento de la población en estado de riesgo, en tanto el gobierno asegura que "no hay señales de riesgo de virus".Desde julio, fallecieron 81 personas en Brasil por fiebre amarilla, 28 de las cuales fueron agregadas en la última semana por el sistema de informaciones del Ministerio de Salud.

"Con tranquilidad"

En una entrevista con Radio Eldorado de San Pablo, el ministro de Salud, Ricardo Barros, afirmó ayer que "Brasil enfrenta el ciclo de fiebre amarilla con tranquilidad".

El funcionario dijo además que las 81 muertes registradas en 2017-2018 son menores a los 147 anotadas hace un año. El ministro debió salir a defender su labor ante las imágenes que se repiten en distintos medios de comunicación, donde se observan filas de hasta 200 personas en los centros de salud buscando la vacuna. La desinformación provocó que pobladores mataran a al menos 32 monos en la zona selvática de Río de Janeiro, Minas Gerais y San Pablo, creyendo que los primates son los transmisores de la enfermedad y no un aliado en la detección de la dolencia.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario