Información Gral

A los 103 años, murió en Santiago de Chile el "antipoeta" Nicanor Parra

Hermano de Violeta Parra, fue uno de los escritores más influyentes de América latina. La presidenta Bachellet se declaró "conmovida"

Miércoles 24 de Enero de 2018

El poeta chileno Nicanor Parra, conocido por ser el creador de la antipoesía y una de las plumas más influyentes de Latinoamérica, murió hoy a los 103 años, confirmaron sus familiares.

Parra falleció en la madrugada en su casa de la comuna de La Reina, en Santiago de Chile, aclaró Nano Parra, un sobrino del autor.

Previamente los medios habían informado que el hermano mayor de la cantautora Violeta Parra había muerto en su residencia del balneario de Las Cruces, sobre la costa del océano Pacífico, unos 120 kilómetros al oeste de Santiago.

Justamente en ese lugar, donde pasaba la mayor parte de su tiempo, se realizará el funeral del escritor, confirmó Nano Parra, quien dijo que la familia está tranquila pues el deceso del poeta se debió a cuestiones propias de la edad.

Su estado de salud estaba "un poquito deteriorado, pero a causa de los años: ¿Qué más se le podía pedir?", reflexionó.

Conocido el fallecimiento, mucha gente comenzó a reunirse desde la mañana para homenajear a uno de sus vecinos más ilustres en las puertas de su casa de Las Cruces, un balneario cercano al de Isla Negra, donde descansan los restos del poeta y premio Nobel de Literatura Pablo Neruda.

Hijo de un profesor primario y una modista, y el mayor de nueve hermanos, Parra había nacido en San Fabián de Alico, en el sur del país, el 5 de septiembre de 1914.

Formado como matemático y físico, era conocido por ser el creador de la "antipoesía", un género en el que usaba elementos como un personaje antihéroe, un lenguaje directo, anti retórico y coloquial, provisto además de dichos populares y lugares comunes, en un verso cuyo léxico y sintaxis no obedecían al modelo literario clásico.

Fue en este estilo, con trazos humorísticos, en el que Parra publicó su antipoema "ltimas Instrucciones" (1969), incluido en la síntesis de su trabajo "Obra Gruesa", en que, a modo de testamento, da instrucciones de cómo debe ser el funeral tras su muerte.

En el poema señala que "malditos sean" los que se atrevan a velarlo en el salón de honor de la universidad o en la casa del escritor.

Además, y para la ocasión, exige cuatro objetos que deben incorporarse a la ceremonia fúnebre: un par de zapatos de fútbol, una bacinica floreada (orinal), sus gafas negras para manejar y una Biblia.

Al final pide que: "Terminando el velorio quedan en libertad de acción, ríanse, lloren, hagan lo que quieran".

Tras su fallecimiento el gobierno chileno decretó dos días de duelo nacional a partir de hoy, mientras la presidenta Michelle Bachelet, quien lo visitó en Las Cruces con motivo de los 100 años de vida, en 2014, expresó estar conmovida con su muerte.

"Chile pierde a uno de los más grandes autores de la historia de nuestra literatura y una voz singular en la cultura occidental. Estoy conmovida por el fallecimiento de Nicanor Parra! Mi más profundo pésame a su familia", escribió la mandataria.

Parra recibió galardones como el premio Cervantes (2011), el Juan Rulfo (1991) y el premio Iberoamericano Pablo Neruda (2012), entre otros.

El poeta provenía de una familia de reconocidos artistas, entre los que figuran su fallecida hermana Violeta Parra, una de las principales creadoras del folklore de América latina. Además, era el tío del fallecido Angel Parra, uno de los impulsores de la Nueva Canción chilena, movimiento que desde los años 60 llegó a renovar el folklore de su país.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario