Información general

Violaciones, incesto y violencia en la "casa del terror" en Santiago

El relato de una chica de 14 años reveló los horrores a los que era sometida ella y su hermana por el padre

Lunes 20 de Agosto de 2018

El desmayo en clase de una chica de 14 años encendió una luz de alerta. La maestra advirtió que su alumna se había desvanecido debido a que estaba extremadamente débil a causa de su mala alimentación. Aunque la reticencia de la adolescente la hizo sospechar que podía haber algo más.
Así fue como se revelaron los horrores que la joven y su hermana vivían en su propia casa. El padre no solo las violaba sino que obligaba a sus hermanos a que lo hicieran, y no solo eso, además, mantenía encadenado a un árbol a uno de sus hijos con capacidades especiales.
"Mis hermanos me llevan al fondo, al árbol, y se turnan para violarme", contó la chica de 14 años al revelar los tormentos a los que era sometida en la casa familiar
El relato de la joven fue clave para descubrir esta oscura trama de incesto, esclavitud sexual, abuso y profundo sufrimiento que se ocultaba en una vivienda precaria de la zona rural de la localidad de General Taboada, en la provincia de Santiago del Estero.
"Mis hermanos me llevan al fondo, al árbol, y se turnan para violarme", contó la joven a su maestra, quien denunció la situación a la policía. De inmediato, se hizo cargo del caso la fiscal Cecilia Rímini, quien ordenó las medidas para terminar con ese infierno. La historia fue publicada por el diario El Liberal.
Las palabras de la adolescentes calaron hondo en los que escucharon su relato estremecedor. "Mi padre toda la vida violó a mi hermana que ahora tiene 20 años. Ni bien pudo, la pobre huyó a Buenos Aires. Ahora, me hacen a mí lo mismo que le hacían a ella", fue lo que dijo.
También contó que su padre dejó de violarlas porque quedó inválido, pero su calvario no terminó ahí, porque obligó a sus hermanos -de 22 y 17 años- a que la sometieran. Rímini indicó que se llevan adelante las medidas judiciales para esclarecer las responsabilidades que le tocan a cada uno de los que vivieron en la "casa del terror", como llaman en Santiago del Estero a la humilde vivienda donde vivían las chicas abusadas sexualmente.
"Me pegan con rebenque; me quitan la comida, duermo afuera de la casa; y no me dejan tener amigos", contó.

No obstante, el principal responsable de las violaciones -el padre- no será juzgado porque murió el jueves pasado.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario